“Mató a mi hija porque ella no quería vivir más con él”

El asesino de la joven la duplicaba en edad y según sus familiares la maltrataba físicamente y pese a que lo denunciaron en la Fiscalía, él la perseguía.

Doralba Carrasquilla, progenitora, no ocultaba el dolor que la embargaba por la muerte de su hija.

“Ella no quería seguir viviendo con él porque la maltrataba física y verbalmente, por eso piensa que tomó la determinación de matarla y luego se quitó la vida él. Ellos duraron un año y medio viviendo, él le duplicaba la edad a mi hija, quien tenía 15 años y se la llevó de mi casa a los 13 años, pero el día que atentó contra su vida tenían tres meses que mi hija lo había dejado por una golpiza que le dio. Ellos vivían en Bucaramanga y se le vino para San Alberto, Cesar”.

Así lo relató en medio del llanto la mañana de ayer martes en Valledupar, Doralba Carrasquilla Montoya, progenitora de Yesly Marcela Carrasquilla, a quien su excompañero sentimental, Alí Jovanny Ríos Hernández, de 29 años la había baleado y dejada por muerta en el barrio Villa Fanny de San Alberto, el sábado último, y luego de suicidó.

Explicó que su hija no le había confesado que el marido la maltrataba por temor a que lo fuera a poner preso, pero la vez que ella se le voló de la casa dejándola en prendas íntimas, fue que me comentó lo que estaba sucediendo.

Dijo que pese a que lo había denunciado ante la Fiscalía para que no se acercara a ella, él estaba empecinado en seguir viviendo con ella, desacatando la orden judicial. “El día que él le disparó, ellos desayunaron, entraron a la pieza y comenzó a hacerle tiros”.