Los ‘martinistas’ no olvidaron a su ídolo

Los fanáticos del cantante Martín Elías Díaz se aglomeraron en el cementerio Jardines del Ecce Homo para rendirle tributo este domingo, precisamente el día que cumpliría 27 años de edad.

En el natalicio del hijo de Diomedes Díaz, el público hizo presencia en su tumba con banderas, camisetas amarillas, carteles, acordeón, caja, guacharaca y canto. Llegaron excursiones de Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga y hasta Sincelejo, con el fin de hacer sentir el cumpleaños del joven ídolo de la música vallenata que murió el pasado 14 de abril, después de sufrir un accidente de tránsito en carreteras del departamento de Sucre.

Bombas y mariachis también hicieron parte de la celebración en honor al padre de Martín Elías Jr. y Paula Elena. En este compendio de fotografías podrán apreciar algunos de los momentos más emotivos en el campo santo.

 

 

 

 

 

 

  • Israel_3

    Hay dos muertos: los muertos espirituales, que son quienes todavía tienen vida física, pero se guían por su necia y propia sabiduría, o los idolatras que se dejan manipular por los mercaderes de la fe que se autodenominaron representantes de Dios en la tierra. Los otros muertos son quienes ya no tienen hálito de vida, y, por ende, perdieron toda oportunidad de ponerse a cuentas con Dios. Los primeros, los muertos espirituales, son quienes, con tanto rito, alharaca, engañando y engañándose, les rinden homenajes a los muertos físicos, les rezan, les desean paz en su tumba, los visitan, los nombran héroes, guerreros, les ponen velitas, les rebuscan “legados”, y hacen toda suerte de shows y homenajes inanes y blasfemos

    Lucas 9:59-60 ” Y dijo a otro: Sígueme. El le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.”

    A los muertos que si hay que visitar es a los espirituales, a los ingenuos engañados, seguidores de los mercaderes de la fe de todas las sectas que se autodenominaron representantes de Dios en la tierra, y solo son ciegos con lazarillos ciegos que los llevarán al infierno, engañados creyendo que los curas perdonan pecados, que la hostia es santa, que el purgatorio existe, o que la blasfema oración de fe de los evangelocos sirve para algo.

    A esos muertos idolatras hay que decirles que dejen la idolatría de confiar en esos vendedores de palomas, que tengan fe en la palabra de Dios, que tengan temor de Dios, de no entenderla, y que, mientras tengan algún hálito de vida, busquen el juicio de Dios para que los guie al arrepentimiento de sus pecados, pues solo teniendo vida física se tiene la oportunidad de buscar ser digno del reino de los cielos.

    Cuando alguien muere solo tiene dos destinos posibles: el seno de Abraham, si teniendo vida física fue sanado por que buscó el juicio de Dios; o el infierno, si murió sin ponerse a cuentas con Dios, el purgatorio es un invento de la secta católica:

    Lucas 16:19-31 “Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

Proxima noticia
Anterior noticia
Judicial

La víctima denuncia que fue asaltado en dos oportunidades en menos de una hora y en el último caso lo hirieron.

El recalentamiento de una de las plantas eléctricas del centro comercial Mayales Plaza, etapa uno, ocasionó un incendio que fue controlado oportunamente. La emergencia se registró a las 3:00 la tarde de este domingo.

El conductor herido se movilizaba el taxi de placas UWS 037 de Valledupar y fue trasladado a la clínica de Alta Complejidad.

Ver más
General

Después de una larga espera, Geraldine Rincones, logró que su hija de dos años fuera atendida por un gastroenterólogo pediatra para que le extrajera una moneda de 100 pesos.

Ayer las brigadas de Electricaribe  restablecieron el servicio de energía en el municipio de Curumaní, los corregimientos de San Roque y Santa Isabel, luego de que un vendaval afectara el suministro eléctrico en esta zona del Cesar.

Ver más
Deportes

Farid Díaz compartió durante más de una hora con los niños de la Urbanización Nando Marín. Una foto o un autógrafo del jugador fue el mejor recuerdo para quienes compartieron con él.

Este domingo es esperado en Barranquilla, el atacante Teófilo Gutiérrez, según escribió en su cuenta de Twitter el alcalde de la capital del Atlántico, Alejandro Char. Mañana en horas de la tarde será presentado en el Estadio Metropolitano. El jugador había dicho a El Heraldo que tenía todo listo para llegar el lunes a su ciudad natal, […]

La situación para Rusia se complicó a los 68 minutos por la expulsión de Yury Zhirkov por doble tarjeta amarilla tras dar un codazo a Miguel Layún

Ver más