Los aretes largos y su protagonismo entre las mujeres

Hay una amplia variedad de materiales, diseños, piedras y formas para estos accesorios que ayudar a estilizar la apariencia y cobran especial protagonismo entre las mujeres.

Cada temporada llegan nuevas tendencias que consiguen volverse un furor entre las personas que permanecen atentas a las propuestas que la moda en todas sus expresiones sugiere.

Desde hace unos meses los aretes de grandes proporciones que llegan por lo mínimo hasta la mandíbula, han tomado protagonismo en los estilismos de las mujeres, saliendo así del uso casi exclusivo que se les daba para los eventos de noche.

Estos accesorios según los expertos consiguen llamar la atención, por lo que pueden ser una gran opción al momento de utilizar un vestido sin tirantes porque se llevan las miradas de las personas al rostro y no al escote, además si se trata de un vestido muy simple aportan un gran complemento. Además si se luce el cabello recogido ayudan a enmarcar el rostro a la vez que se forma una combinación armoniosa.

A la hora de portarlos es imprescindible según quienes conocen de este tema, evitar el uso de collares o algún accesorio adicional cerca, ya que sobrecargan el atuendo, por lo que se debe tener en cuenta que combinen con el estilo que tiene el resto del estilismo. Igualmente se debe tener cuidado con no sobrecargar el maquillaje para que sean los pendientes los que consigan todo el protagonismo.

Otro punto importante es el referente al tipo de cuello de cada mujer, ya que es muy conveniente tener en cuenta el largo de los aretes con relación a la extensión del cuello de manera que se sostenga un poco por encima de los hombros y luzcan mejor.
Este tipo de aretes encajan muy bien con los rostros de forma triangular para los que se recomiendan con el triángulo invertido y con flecos o motivos.

Para las caras que son de tipo redondo, lo más convenientes son los aretes alargados o de diseño triangular; que resultan mejor si son colgantes y que logran el efecto de hacer lucir la cara más alargada.

Para quienes tienen cara cuadrada se aconseja evitar los que tienen formas cuadradas o rectangulares, ya que solo destacan las líneas cuadradas del rostro y son preferibles los que tienen líneas curvas y delicadas.

Para quienes tienen cara alargada se sugiere llevar aretes de diseños redondos, como las argollas o esferas, ya que así atenúan la forma alargada y cuadrada de la cara, por lo que se debe tener más cuidado con el largo de los mismos.

Y las de rostro ovalado cuentan con la fortuna de poder utilizar cualquier tipo, forma y tamaño de pendiente.
Primero fueron Emilio Pucci, quien en su pasarela mostró un modelo en plata simulando las ramas de un árbol con varias figuras enganchadas a una cadena central y Roland Mouret que completó sus looks con un diseño extralargo y con bolas.

Ahora bien, entre los que más aceptación logra se encuentran los pendientes de aro que figuran como una de las piezas más recurrentes dentro del universo de esta clase de joyas y se han convertido en un accesorio atemporal que en cada ocasión se renueva. Actualmente los aros metalizados ya sea en oro, plata, acero o latón, con tamaño variable pero gruesos son los que más seguidoras han conseguido.

Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co