Los agüeros que no pasan de moda en Año Nuevo

Desde las doce uvas a media noche, correr con la maleta y llenarse los bolsillos de lenteja para atraer dinero son alguno de los más utilizados en los habitantes del Cesar

Hoy, al terminarse el último día del año, algunas practican desde las doce uvas a cada campanazo de año nuevo, la corrida con la maleta por la calle y algunos utilizan ropa interior amarilla.

“Para estos días aumenta la venta de uvas, uno se supone que es porque al llegar el 31 se congestiona por aquello de los agüeros, la gente cree en esa tradición para tener el próximo año buenas cosas”, dijo Carlos Bechara, vendedor de frutas en Valledupar.

Las prendas de vestir también toman la atención de los cesarense, “vienen preguntando mucho por ropa interior, camisas, jeans, algo amarillo y se echan a reír diciendo que es para que les vaya bien”, señaló Daniela Melo, vendedora.

Hay quienes son apáticos con el tema y no creen en los agüeros que se aplican en el Cesar. “Yo no creo en eso, pues a mí en lo personal nunca me ha hecho ningún milagro, nada”, señaló Sara Maestre.

Agüeros más comunes

  • Doce uvas: a medida que suenan los campanazos de año nuevo, se va comiendo una y con ella se pide un deseo.
  •  Correr con la maleta: según los supersticiosos, salir corriendo con la maleta atrae viajes para el próximo año.
  •  Prendas de vestir amarillas: es uno de los más comunes, según la tradición, se debe usar para atraer el amor y el dinero en el nuevo año.
  • Empuñar dinero: las personas dicen que, recibir el año nuevo con dinero en las manos refiere a nunca faltarte.
  • Espigas de trigo, para la buena suerte: las amas de casas lo usan para que al hogar nunca le falte la comida. Algunas personas las meten en un recipiente junto con otros ingredientes como arroz, frijol y lentejas.

Por: Eduardo Moscote
Eduardo.moscote@elpilon.com.co