Las redes sociales quieren a los artistas urbanos y populares”: Daniel Calderón

El destino llevó a Daniel Calderón a ser un ‘gigante’ en la música. Su padre, Iván, al igual que sus tíos Kissy, Ibio y Hugo, le abrieron el camino a este joven nacido en Medellín para que liderara la agrupación Los Gigantes del Vallenato.

Amante del fútbol, pero con la sangre llena de letras y melodías, Daniel prefirió desafiar a su papá quien no quería verlo como cantante sino como estudiante.

Hoy, después de más de 20 años escuchando producciones en los estudios Calderón Records, es la figura principal de Los Gigantes, agrupación que nació con las voces de Kissy Calderón, Luis Miguel Fuentes, Hebert Vargas y hasta Elton Jiménez.

Desde su primera aparición como vocalista, 15 años han pasado desde que Daniel integró las voces de Los Gigantes. Con ‘Vivo por ti’ y ‘Entre amigos’, pudo meterse en el corazón de los seguidores de la música romántica, especialmente con los residentes de Antioquia, Valle del Cauca, Manizales, Tolima, entre otros departamentos del interior del país.

“Mi matrícula la pagué con ‘Aventura’, ‘Quién eres tú’ y ‘Cómo te atreves’, tres éxitos en una sola producción que nos despegó en toda Colombia, pero también en países como Venezuela y Ecuador”, declaró Daniel en diálogo con NUESTRO FOLCLOR, en el marco de su visita a Valledupar, ciudad a la que llegó para promocionar su nueva canción, ‘Solo una llamada’.

¿Cómo fue el proceso de ser vocalista y ahora líder de Los Gigantes?

Yo siempre fui músico, nací con la vena artística, pero mi padre en un principio no quería verme aquí por sus comienzos; la familia Calderón es empírica y a ellos les tocó muy fuerte porque el género vallenato en el interior del país no era fuerte. Prácticamente los sacaban a las patadas de las fiestas y cuando él recordaba eso no quería que Daniel pasara lo mismo; me pedía que estudiara y fuera profesional en algo. Él no contaba con el factor de que cada persona nace para una cosa y se siente atraído por algo, yo no me sentía atraído con otra carrera sino la música porque mi papá llevaba las canciones que producía para agrupaciones como Los Diablitos, Los Inquietos o el Binomio de Oro, yo me quedaba en la casa con una y hasta dos, me las aprendía y esas eran las que pegaban. Hubo buen gusto y afinidad con la música.

Desde entonces hemos venido siguiendo un proceso desde el 2003 cuando entré a la agrupación. Mi padre tenía poca confianza en un principio, pero después de verme depositó toda su confianza y sabiduría en mí. Estoy feliz después de 15 años de estar en Valledupar y poder contar la historia. Hubo que convencerlo de muchas maneras, con mis tíos, pero era porque él quería algo más seguro para mí.

¿Sintió el peso de ser la figura en Los Gigantes?

Claro. Realmente eran dos caras de la moneda porque teníamos un público que siempre quiso a Los Gigantes y nos aceptaban cualquier cosa, pero también estaban los rebeldes que querían a su cantante favorito de la época y ese era Hebert Vargas; era un reto muy grande para nosotros porque se habían cosechado muchos éxitos en su voz, era normal tener rechazo al inicio, pero seguimos trabajando y haciendo música. Con el respaldo de mi padre pudimos aguantar todas las críticas y piedras que me tiraban.

¿‘Aventura’ lo llevó a ser toda una figura reconocida del vallenato?

Yo pensaría que ‘Aventura’ es la matrícula, porque con ella se registra un Daniel Calderón y desde entonces implementamos el nombre de Daniel Calderón y Los Gigantes, porque somos una familia. Me dieron la oportunidad de seguir con mi nombre y hoy la familia, la agrupación, siguen intacta. Lo importante es que la gente sigue aceptando nuestra realidad, ahora cada vez más y con ‘Aventura’ se logró esto. Después vino ‘Yo te vi’, que es una especie de diploma, pero todavía no he terminado de aprender, aquí estoy en ese proceso de encontrar y transformar nuevos sonidos porque de eso se trata la música, de evolucionar porque los artistas que se mantienen son los que sacan cosas diferentes y llevan a la gente a escuchar cosas nuevas.

Muy poco se ve a Los Gigantes en Valledupar. ¿Por qué hacen tan poca presencia en esta región del país?

Nosotros venimos, hacemos esfuerzos, pero no es un secreto que somos de Medellín y no estamos en Valledupar, ni en la Costa, así que para hacer presencia todo el tiempo es bastante difícil porque tenemos muchos territorios. Nuestro centro de operaciones es Medellín y digamos que casi no nos movemos de allí, la diferencia es que el resto del país y en el exterior nos contratan y aquí no. Promocionamos, hacemos presencia, pero a la hora de poner los papeles sobre la mesa no son suficientes para que los empresarios nos contraten y no sé qué pasa.

¿Le gustaría estar en el Festival Vallenato?

Vamos a estar en un evento que incluye vallenato y despecho, eso lo aprovecharemos para que la gente de Valledupar vea a Daniel Calderón y Los Gigantes, lo más probable es que hagamos otro evento con Javier Fernández y si es posible, estar en el Parque de la Leyenda porque nos interesa; hemos hecho todo lo posible para que nos contraten y no, contratan artistas más caros y dicen que no hay presupuesto para los nacionales.

Está de estreno y vino a promocionar una canción a Valledupar. Háblenos de sus nuevos proyectos.

‘Peligroso’ fue un álbum de tres canciones, que son de navidad y cumpleaños. Ahora nos dimos cuenta de muchas cosas que pasan en la música, es la segunda o tercera vez que la industria cambia y nosotros siempre hemos estado ahí, por eso no sacaremos un álbum completo, trabajaremos sencillo tras sencillo, cada dos o tres meses y buscaremos mucha unión, porque eso queremos con el género.

La música popular está ocupando espacios que antes eran del vallenato. ¿Cómo analiza este fenómeno?

Las emisoras en el interior del país ponen vallenato y despecho, realmente antes ponían más vallenato y ahora es más despecho. Resulta que los artistas vallenatos nunca le hemos prestado atención a las redes sociales y los artistas urbanos siempre lo han hecho, y los populares hace algunos años, entonces ellos han logrado mucha tendencia, mucha demanda; las redes sociales quieren a los urbanos y populares, los vallenatos no tenemos mucha presencia en redes sociales donde la gente opina, y si ellos opinan se vuelve tendencia, y la radio se ve obligada a ponernos. Eso pasa en el vallenato, no hay unión, no hay movimiento en redes sociales y no hay tendencia, entonces la radio pone lo que está en tendencia.

Su mensaje es muy parecido al de Peter Manjarrés, quien critica la falta de unión en el vallenato. ¿Es posible una unión suya con él para cantar?

No es difícil. Actualmente estoy apoyando a los cantantes del género, a mí me gusta la música; en mi carro escucho música de Peter, Kvrass. Ahorita mismo estamos haciendo muchos proyectos en Calderón Records, ya nos hemos reunido junto con mi padre con Jorge Celedón, Jean Carlos Centeno, Peter Manjarrés y sabemos que debemos hacer algo y lo vamos a hacer. Somos inteligentes y queremos que el vallenato salga adelante, se siga codeando con los grandes exponentes de la música y ese es mi sueño.

¿Y entonces por qué no hay una canción vallenata de éxito nacional?

No hay tendencia, no hay 10 grupos promocionando canciones a la vez y no hay apoyo mutuo. No está el artista cantando la canción de otro artista, yo lo haré en una gira que tenemos en Estados Unidos, allá llevaré ‘Cuando lleguen los millones’ que la veo proyectada. Es mi forma de apoyarla y mi invitación es esa, que los de vallenato más alegre inviten a la gente a escuchar un vallenato más romántico. Yo veo que los reguetoneros, unos cantan más arriba, otros más guaches, pero todos son familia y cantan las canciones.

Por: Carlos Mario Jiménez