Las gafas como accesarios de salud y moda

Estas son algunas de las ópticas improvisadas que pueden encontrarse en el centro de Valledupar.

Son diversos los accesorios que las mujeres utilizan para complementar su belleza; la decisión al momento de comprarlos combina aspectos como el estilo, el gusto y las situaciones, factores importantes en temas de moda. Los lentes son un accesorio que dejó de ser sinónimo de críticas y hoy día hace parte del ajuar femenino.

Seudónimos como “Cuatro ojos” pasaron a más de un segundo plano. Hoy día es casi esencial, inevitablemente suspirado e indiscutiblemente envidiable usar gafas de sol o aumento, para darle un toque ‘fashion’ a la personalidad. Algunos componen características como cristales otros sin ellos y un número sin graduar.

Aunque no sé llegó a pensar, a la fecha las gafas parecidas a las usadas por las abuelas, un modelo trendy y XXL (refiriéndose a aquellos lentes de gran tamaño) son los que lideran este mercado a través de almacenes comercializadores de estos accesorios.

En Valledupar esta moda no queda atrás. Generalmente por las calles de la ciudad, nueve de cada diez mujeres usan lentes por estilo, por moda, por verse bien y por temas de salud y protección de los rayos ultravioleta. Cuadradas, similar, negras, redondas y gruesas o redondas y delgadas, modelo halley gold, con doble puente, colores tierra, ángulos marcados, modelo clásico, modelo futurista y con estilo vintage son los tipos con mayor demanda en el mercado valduparense.

“Muchas personas sobretodo las mujeres vienen a preguntar y comprar, se miden y después eligen. Para las que no tengan algo pensado se les recomienda un tipo de gafas que vaya de acuerdo a la forma de la cara aunque normalmente es a gusto del cliente”, indicó Andrea Verdesia, encargada de atender un local de gafas en Valledupar.

Desde 20 hasta 90 mil pesos se pueden encontrar lentes en el centro de la capital del Cesar aunque, curiosamente, existen almacenes donde se pueden encontrar desde 5 mil pesos, precio que sin duda, puede ser una tentación, pero también un peligro. Es importante preguntarse al momento de adquirir estos accesorios, el o las clases de vidrios que lo componen y verificar que estos permitan cuidar los ojos de los rayos del sol en todo momento. “Estos son garantizados, hasta el momento no hemos tenido quejas y seguimos vendiendo, la gran mayoría traen filtros especializados”, agregó la vendedora.

Que no pese la moda…

Algunos estándares de belleza han mostrado que, aparentemente, sufrir de miopía está de ‘moda’ por notar como los lentes transparentes han cobrado fuerza, como complemento de los atuendos, principalmente los femeninos.

El oftalmólogo Alberto Luis Sierra Giraldo señaló algunos puntos importantes al momento de comprar gafas; hablando puntualmente en tema de estética y salud.

“Lo más importante es verificar que el fabricante garantice que estas tengan protección UV 400. Esto significa que filtra los rayos ultravioleta por debajo de 400 nanómetros. Esto es lo importante”, expresó el profesional. Agregó que aquellas no certificadas poseen un filtro para la luz visible, pero no protege la radiación ultravioleta “de esta manera la pupila se dilata y puede sufrir un daño a la córnea o a la retina, este es el peligro de comprar unas gafas no certificadas”, acotó.

Del mismo modo hizo énfasis en las gafas formuladas a pacientes sosteniendo, que cada persona tiene una fórmula individual “por este motivo debe adquirirse en ópticas con su preinscripción”. Las gafas polarizadas se recomiendan a las personas que están a la intemperie con frecuencia.

Eduardo Moscote / EL PILÓN
eduardo.moscote@elpilon.com