Las Flores de Valledupar

Si alguna vez Valledupar necesita la mirada joven de una de sus comunidades para retratar la época que en el año 1984 vivían algunos de sus sectores, esa perfectamente podría ser la del barrio Las Flores, unos de los barrios más jóvenes de la capital del Cesar que se distingue por la riqueza urbanística que presenta, al contar en sus diferentes calles con espacios deportivos y establecimientos comerciales.

Su historia inicia a mediados de la década de los 80, cuando cerca de 11 familias compraron las primeras casas localizadas en la calle 13C con carrera 19D, pertenecientes al proyecto urbano de Granahorrar. En ese tiempo lo únicos barrios formados en la zona eran la primera etapa de Garupal y el Dangond.

“En los alrededores cercanos había lotes baldíos, y a corta distancia un parqueadero que era utilizado para guardar materiales de construcción pertenecientes a varios arquitectos. Mi casa fue la vivienda modelo para vender las otras en esta primera calle en que surgió el sector”, explicó Julia Lucía Liñán Araujo, una de las primeras residentes del barrio.

Varios años después llegaron más familias a través de la constructora Orozco Ltda., que ofreció las viviendas con la comodidad de ser construidas de dos plantas y con la posibilidad de que fueran remodeladas al gusto de los propietarios.

Anteriormente los predios pertenecían al empresario Carlos Murgas, quien era reconocido en el departamento del Cesar como propietario de la prospera hacienda de palma africana Las Flores, ubicada en el municipio de Codazzi.

“Este hacendado era el propietario de estos predios y le vendió a la constructora para que realizará este proyecto de viviendas, al que nos heredó el nombre de su hacienda Las Flores”, agregó Andrés Mauricio Piñeres, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio.

Con la fundación de Las Flores, los habitantes ya tenían a su disposición todos los servicios básicos como: agua, luz y gas. Sin embargo, con el único servicio con el que no están a gusto es con el de alcantarillado, por lo que cada morador ha ido cambiando las tuberías de gres por las de PVC, que cuenta con mayor capacidad en periodo de invierno.

Este sector es un territorio privilegiado, tiene a su disposición locales comerciales cercanos, un patinódromo y una cancha polideportiva. Así mismo, entre los pobladores existen personas destacadas en la academia, el deporte y la música.

FICHA TÉCNICA
Población: cerca de 462 familias.
Educación: Básica- media – profesional.
Economía: comercio, asalariados.
Referencia Geográfica: colinda con los barrios Garupal, Santa Rosa, La Popa y el Dangond.