Las autoridades investigan asesinato del comerciante Roberto González Torres

Hasta las instalaciones de Medicina Legal llegaron los familiares del comerciante, Roberto González Torres, de 63 años, natural de Chiriguaná Cesar, quien fue asesinado el pasado viernes a las siete de la noche cuando salía de una Arrocera, ubicada en la calle 22 con carrera 17 de Valledupar.
Presuntamente, el sicario aprovechó cuando la victima cerraba las rejas del establecimiento, donde laboraba como copropietario, para propinarle los tres impactos de balas que le ocasionaron la muerte, cuando era atendido en la Clínica Santa Isabel de esta capital.
Según el reporte de las autoridades, el sicario llegó caminando hasta la victima, y luego de cometer el crimen huyó en un vehículo de características desconocidas, que se encontraba cerca al lugar de los hechos.
Roberto González Torres era el segundo de cinco hermanos y  residía en el barrio cinco de Noviembre de Valledupar, junto a sus tres hijos y su esposa Aixa Edith Villalobos.