La Zapatosa sería humedal internacional

La alcaldesa de Chimichagua, Maritza Pérez, pidió a Luis Gilberto Murillo interceda en la construcción de cinco alcantarillados para los corregimientos más grandes de su municipio. Fotos / Carlos Mario Jiménez

El complejo cenagoso de Zapatosa comenzó el proceso para ser parte de una red internacional de humedales, que lo haría atractivo para todo el mundo, por su conservación de la diversidad biológica y además por el sustento que ofrece a la vida humana a través de sus ecosistemas.

Se trata de la inclusión de la ciénaga de Zapatosa en la Lista de Humedales de Importancia Internacional, también conocida como la lista Ramsar. Así lo declaró el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo Urrutia, durante su visita al municipio de Chimichagua, donde además anunció la puesta en marcha del proyecto que busca preservar el espejo de agua más grande de Latinoamérica, con inyección de recursos por el orden de los $ 50.000 millones.

Murillo Urrutia visitó esta zona del Cesar, que cuenta con 21 corregimientos y 91 veredas, para sembrar simbólicamente más de seis millones de alevinos, especialmente de la especie bocachico, donde anunció a sus habitantes la entrega de 1.500 estufas ecológicas y la reforestación de 200 hectáreas, proyectos que realizarán en coordinación con la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, y la Gobernación del Cesar.

“Tenemos un ecosistema supremamente estratégico, un complejo cenagoso que tiene 35 hectáreas y en época de invierno puede llegar a 60.000, donde hay comunidades de pescadores que generan su sustento con esta actividad tan noble, y donde tenemos un trabajo muy destacado de Corpocesar y Corpamag, donde hay un Plan de Manejo Ambiental de la ciénaga en conjunto, con inversiones ya previstas de $ 50.000 millones, de los cuales ya iniciamos a hacerlas”, dijo Luis Gilberto Murillo el domingo anterior, sobre el muelle flotante ubicado al pie de la Zapatosa en Chimichagua.

Para el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, una buena noticia para el departamento y el país, “es que ya estamos con la Corporación (Corpocesar) en la ruta para que la ciénaga de Zapatosa se convierta en humedal de categoría Ramsar, de categoría internacional, que será importante para la comunidad porque nos permitirá traer muchos recursos, tantos de asistencia técnica como financieros”.

Argumentó que, así como hoy se inyectarán los $ 50.000 millones, lo ideal es que organismos internacionales se interesen en Zapatosa y así puedan generar proyectos productivos, con ayudas técnicas, pero con recursos que se conviertan en iniciativas para las cerca de 3.000 familias que hoy se benefician de este ecosistema.

Colombia actualmente tiene siete ciénagas categoría Ramsar y para el año entrante se planea contar con cinco más, una de ellas será la de Zapatosa. El ministro Murillo Urrutia pidió a las autoridades del Cesar que comiencen a incentivar el ecoturismo.

“Es una noticia fundamental e importante para la ciénaga, para los más de 100.000 habitantes que viven a su alrededor, llevar este complejo cenagoso a categoría Ramsar porque significa que se abren las puertas para que proyectos de cooperación internacional”, sostuvo el director de Corpocesar, Kaleb Villalobos Brochel.

El país cuenta con más de un millón de hectáreas protegidas de ciénagas y complejos cenagosos en categoría Ramsar, “415.000 más de las que había a principios de este gobierno. Vamos a finalizar el periodo con 2.8 millones de hectáreas”, aseguró el funcionario, resaltando la importancia del Plan de Manejo Ambiental, el cual garantiza la inversión de $ 50.000 millones en los próximos cinco años, recursos que ya están siendo invertidos por parte del Ministerio de Ambiente, Corpocesar y la Gobernación del Cesar.

Durante su recorrido por la ciénaga de Zapatosa, el jefe de la cartera ambiental participó en la liberación de 10 morrocoyos, tres guacamayas y 450 alevinos de bocachico, en la zona de Isla Grande (Chimichagua). El programa de siembra de alevinos incluye también capacitaciones en educación ambiental, el seguimiento y el monitoreo por parte de la autoridad ambiental. Este proyecto tiene valor de $ 6.900 millones, el de las cocinas ecológicas a manera del departamento cuenta con el mismo costo.

El director de Corpocesar destacó la segunda visita, en menos de un año, del Ministro de Ambiente. “Llegamos con soluciones. Más de 50 hectáreas se declararán como área protegida en este importante ecosistema y ya tenemos viabilizado prácticamente un proyecto de dragado sobre la ciénaga, que el próximo año comenzaríamos a implementarlo. También son 1.500 estufas ecológicas para esta zona y así evitar la deforestación”.

Adicionalmente, Corpocesar intervendrá 200 hectáreas con arreglos forestales sostenibles para la ciénaga de Zapatosa. Y en algunos meses se ratificará la declaratoria de 50.000 hectáreas para proteger Zapatosa, que recibe las aguas de los ríos Magdalena y Cesar.

“Tenemos planteados otros proyectos como la reforestación de cerca de 200 hectáreas para que este ecosistema pueda sostenerse y ojalá podamos sumar proyectos ecoturísticos. Este debe ser un polo de desarrollo del departamento del Cesar y el Magdalena, por eso nos agrada mucho el liderazgo del director de Corpocesar, Kaleb Villalobos, la Gobernación del Cesar y la alcaldesa de Chimichagua”, advirtió Luis Gilberto Murillo.

Finalmente, el secretario de Ambiente Departamental, Andrés Arturo Fernández, habló del compromiso ambiental con uno de los espejos más importantes del país y resaltó que el Gobierno Nacional está siendo sensato con la ejecución de recursos y proyectos sobre Zapatosa.

Comunidad chimichaguera

La alcaldesa de Chimichagua, Maritza Pérez, pidió a Luis Gilberto Murillo interceda en la construcción de cinco alcantarillados, para los corregimientos más grandes del municipio.

“Ayúdenos para que el Estado que tiene ya procesos jurídicos nos pueda resolver ese tema. Candelaria, Sempegua, Las Vegas, Soledad y El Guamo, necesitan ese gran servicio”.

Por su parte, Alfonso López Argüelles, presidente de la Asociación de Pescadores de Chimichagua, explicó que generalmente están recibiendo elementos que desmejoran la imagen de la ciénaga, “pero gracias a Dios es el único que proporciona unas crecientes que nos están dejando un producto bueno como bocachico, bagre, doncella y todas las especies que vemos en esta ciénaga, que hoy está más sobre poblada de peces”.

Recalcó que existe una recuperación actual por el incremento en el caudal. “Con la presencia del Ministro de Ambiente vemos que le ha llamado la atención el complejo cenagoso de Zapatosa y eso era lo que se quería, que se mirara desde el Gobierno Nacional para que le invirtieran a un ecosistema tan grande, que estaba tan olvidado. La propuesta es para que se pueda ocupar al pescador y tratar de sacarlo de la actividad pesquera, pero no de la ciénaga, sino que lo convirtamos en cuidador de la misma, protector de ella, que pueden ser familias guarda ciénagas”.

De igual manera, Ever Manuel Bello Mejía, presidente de la Asociación de Pescadores de Zapatosa, declaró que “la ciénaga está bastante deteriorada, acabada, necesitamos que el Gobierno Nacional ponga un granito de arena sobre ella. En cinco o seis años no tendremos ciénaga, especialmente por el método de pesca”.

¿Qué es Ramsar?

Colombia tiene actualmente siete sitios Ramsar, con una superficie de 708.684 hectáreas, que cumplen con los criterios para la identificación de Humedales de Importancia Internacional. El primer se refiere a los sitios que contienen tipos de humedales representativos, raros o únicos, y los otros ocho abarcan los sitios de importancia internacional para la conservación de la diversidad biológica.

¿Se perdió partida para el río Cesar? 

La Fiscalía General de la Nación se encargará de evidenciar si realmente la Unión Temporal Planta de Aireación 2017, que firmó un contrato con Emdupar para intervenir las contaminadas aguas del río Cesar, presentó documentación falsa y así poder quedarse con el contrato de $ 2.644 millones, inversión aprobada y direccionada gracias a recursos entregados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, al igual que Corpocesar.

Lo cierto fue que la Unión Temporal Planta Aireación 2017, integrada por C.I Empresa Multiservicios SAS e Innova Caribe, desistió de seguir con la ejecución del contrato y lo dejó en solo un 17 % avanzado, aunque recibió en calidad de anticipo, el 35 % del valor del contrato, es decir $ 849 millones.

La noticia fue entregada en Chimichagua por el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo. “Hemos avanzado con Corpocesar en poder corregir ese proceso, ya se presentó toda la documentación al Fondo Nacional Ambiental, se dieron las aprobaciones del caso para los ajustes que debían hacerse, se tiene un nuevo contratista según me informa el director de la Corporación, y ya esta semana se inician los trabajos para poder avanzar en la primera fase de recuperación del río Cesar en el proyecto de aireación”, manifestó.

Por su parte, Kaleb Villalobos agregó que “quedó en un 17 %, ya están los diseños definitivos y ya se comenzó el trabajo operativo de la construcción de la planta de aireación. Es importante decir que no hay la posibilidad de perder ningún dinero, es un contrato que está en ejecución, las pólizas están vigentes y nosotros haremos cumplirla”.

La ejecución de este contrato pertenece Emdupar, que hasta hoy no tiene colgado en el Portal Único de Contratación, Secop, esta adjudicación, simplemente se habla de convocado, el 1 de marzo de 2017. A pesar de la poca información de la entidad, la Contraloría Municipal encontró que existe un anticipo del 35 % del contrato, entidad que además reportó la convocatoria de interventoría técnica, administrativa jurídica y financiera al diseño y construcción, por valor de $ 218 millones, entregada a Eco Administrar Ltda, representada por Karen Jhoana Benedetti Pérez.

En diálogo con el gerente de Emdupar, José María Gutiérrez, dijo que debía conocer primero la contratación y luego entregaría declaraciones, aunque la nueva contratación se habría firmado a su llegada en remplazo de Armando Cuello Daza.

“La siguiente fase del proyecto será el dragado de algunos puntos críticos del complejo cenagoso de Zapatosa, para mantener su régimen hidráulico que nos permita que el ecosistema sea uno de los más sanos del país”: Luis Gilberto Murillo Urrutia.

Durante su estadía en el Cesar, el alto funcionario aprovechó para reunirse con los indígenas arhuacos, logrando la próxima protección de 585.000 hectáreas sobre la Sierra Nevada de Santa Marta.

Para disminuir la deforestación en la zona, las autoridades ambientales hablaron de la implementación de un proyecto de estufas ecológicas que beneficiará a las poblaciones de municipios aledaños, pero con eje central en Chimichagua.

Por Carlos Mario Jiménez
Carlos.jimenez@elpilon.com.co