La Fundación del Festival Vallenato en contravía de la Unesco

Julio_C._Onate_M.
Por: Julio C. Oñate M.


Es absurdo descalificar la figura de Carlos Vives para recibir un homenaje en el festival de Valledupar, si él tiene todos los méritos para esta distinción, no solo por ser el gran publicista del vallenato en los últimos años y su resonancia internacional, sino también por su impecable hoja de vida y carismática personalidad que a todos encanta, pero creo que no es este el momento indicado, cuando el clamor general de los que quieren el folclor vallenato, que hoy son casi todos los colombianos, señalaba los nombres de Nafer Duran, Jorge Oñate, Alberto Fernández y Alfredo Gutiérrez, quien si bien es cierto en alguna ocasión cayó en lo comercial, después retomó el camino de la tradición ganando la corona en tres festivales y dos concursos mundiales de intérpretes de música folclórica con acordeón en Alemania, uno en 1991 y otro en 1993 en las ciudades de Colonia y Berlín, respectivamente.

Hay un concepto muy claro de los señores de la Unesco al establecer diferencias entre lo que es folclor vallenato y música vallenata. El primero en su expresión original, pura y auténtica que enmarca la tradición como son la cumbiamba o merengue, la parranda y el Festival Vallenato conservando los cuatro aires interpretados con acordeón, caja y guacharaca y en otros eventos con guitarra; es esto lo que quiere proteger y conservar la Unesco, pero no, léase bien, no la música vallenata que es la expresión folclórica manipulada en estudios de grabación al incorporarle instrumentación ajena o la primitivo, que ya publicitada y comercializada pasa a ser música popular y es allí donde se ubican las casetas, los conciertos y espectáculos similares, y es en este orden de idea que la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata va en contravía con los postulados de la Unesco.

La Fundación le está apostando al futuro y su perspectiva es comercial, pues parece que solo lo interesara lo económico, o se le olvidó acaso que a los juglares de ayer les tocó una época mucho más difícil que a Vives y que el esfuerzo y sacrificios que hicieron ellos para sacar el folclor vallenato del campo y llevarlo a la ciudad es el gran antecedente de Carlos Vives. Aquí no cabe comparación alguna porque son diferentes momentos en la historia, pero si vale la pena recordar lo escrito por Luis Elquis Díaz en este diario, en su columna del ocho de julio del presente, al sentenciar: “mantener la esencia tradicional es una consigna inmarcesible que debe cargar sobre sus hombros la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata”. Los miembros del PES, el plan disque de salvaguardia están agazapados en la trinchera de la indiferencia cuando deberían estar ladrando por la indignación de este atropello, pero parece que solamente a Rosendo Romero con su habitual lucidez le interesa opinar sobre el tema.

Surgen aquí figuras de una tradición que canta, compone y ejecuta el acordeón, como Ovidio Granados que artesanalmente produce tonalidades en el acordeón que no han podido hacer los alemanes, ‘El Turco’ Gil, quien da su vida para que los niños aprendan como es, ‘Chema’ Ramos con su acordeón campesino con aromas a malanga y dominico de la sierra montaña y Nafer Durán, el ultimo exponente de la recia casta de juglares paseros, que con sus cantos de vaquería amansaban las manadas de novillos cimarrones, solo por citar algunos de los pocos que nos quedan. Es incuestionable que sin ellos, Vives en el mundo vallenato no existiría; cuando el apareció en el panorama, estos ya tenían más de cincuenta años de estar luchando por la noble causa del folclor vallenato; no sería extraño pues conociendo las excelsas calidades humanas de Carlos Vives, su claridad mental, su desprendimiento y generosidad, decidiera declinar a tan honrosa distinción para darle paso al sentimiento y al clamor del pueblo vallenato. ¡Esto sería un gesto del carajo!

Por Julio Oñate Martínez

 

Comments

  1. Leandro Amiro
    12 julio, 2017 - 7:57

    Seria un gesto del carajo…Así como lo tuvieron los hermanos Lopez al cederle el homenaje al difunto Diomedes Diaz.

  2. Alberto Rafael Carrillo Guzman
    12 julio, 2017 - 17:06

    Ante la miope visión de la fundación seria un gran acto de lucidez y cordura de parte de Carlos Vives declinar este homenaje

  3. Luis Carlos Ramírez Lascarro
    12 julio, 2017 - 21:35

    Hay varias imprecisiones en lo que asegura el señor Julio en este artículo, particularmebte en cuanto a lo que supuestamente la UNESCO define como: Folclor Valenato y Musica vallenata. Adicionalmente (y atendiendo a las definiciones que él pone como dadas por la UNESCO) se contradice, ya que si lo que se busca proteger es al folclor y no a la música vallenata, ninguno de los que han sido homenajeados en el Festival debieron serlo puesto que TODOS grabaron y con fines comerciales. Todos hicieron musica vallenata, más exactamente musica de acordeón y no sólo los 4 ritmos “canonicos”.

  4. Jorge Cubillos Barraza
    13 julio, 2017 - 6:58

    Ciertamente la génesis de la juglaría Vallenata, en sus comienzos se hacía para transmitir un sentimiento de alegría, amor, despecho, crisis emocionales de la cotidianidad y de ahí que eran canciones que salían del alma de sus autores, empero, jamás lo hacían por un fin económico, primaba teleológicamente su cosmovisión de nuestra cultura y por eso, muchos juglares a través del acordeón iban de pueblo en pueblo llevando esos mensajes y las parrandas eran gratis y de acceso ilimitado y de ahí su singular importancia.
    Como las canciones recogían los sentimientos de la aldea estaban llamadas a convertirse en Patrimonio Cultural e intangible de la humanidad y como en efecto, así ocurrió, se volvieron clásicas.
    Ahora no sólo la música, sino la letra de las canciones van encaminadas a un propósito de mercadotecnia y por eso, no trascienden son un relámpago en una oscuridad y el contenido es tan fatuo o superficial que al rompe nos damos cuenta que lo que allí se narra no es producto de una casuistica real, sino ficticia y por eso, no trascienden a la universalidad.
    Por eso, causa extrañeza que la tal fundación que maneja y comercializa el FESTIVAL DE LA LEYENDA VALLENATA, y que es la guardiana de los valores vernáculos adopte los cánones de la sociedad de consumo, la cual sólo busca uniformar la actitud comportamental global y explotar económicamente ese patrimonio.
    Es menester rescatar el sentimiento como elemento esencial de nuestra ontología e idiosincrasia y su origen popular, valores que no se pueden desdeñar por un grupito que no escucha el clamor de la gente porque solo los anima la codicia para su propio beneficio.-

  5. Luis Carlos Ramírez Lascarro
    13 julio, 2017 - 10:01

    No existen registros históricos del supuesto oficio de correos humanos de los llamados juglares antes de los articulos de Bruges Carmons en los 40 del siglo XX. Esta musica fue declarada Patrimonio por una supuesta amenaza y no, en estricto, porque recogieran sentimientos de la “aldea” si así lo fuera, la mayoría de los “clásicos” no podrían denominarse tales porque fueron producidos fuera de la “aldea”. No es cierto que la FFLV sea la guardiana de X o Y valores vernáculos, los que son difíciles de resguardar si el documento (PES) diseñado con tal fin y, en consecuencia, la declaración de la UNESCO se contradicen en lo que definen como vallenato tradicional. Todos los “clasicos” del vallenato han grabado con fines comerciales, sino, para qué lo hicieron? Sólo unos pocos de los pioneros de la industria discográfica pudieron haber hecho su obra o parte de ella sin fines comerciales, de lo contrario no registrarian sus obras ni reclamarían ingresos por derechos de autor.

  6. de acuerdo con el colunista pero el festival tiene sus propios dueños los molinas nada q hacer. todos los prosesoq les exige la ley para q el pueblo lo rescate .lostiene engabetao el contrlor maya villazon como esta la cosa el proximo homenajeado es el regeton o la champeta y posiblememte un programador de radio guatapuri.

  7. ojala carlos vives declinara asi bofeteaba a la fundacion yganaria mas respeto y admiracion.

Deja un comentario

Judicial

El exceso de velocidad e impericia del conductor de una motocicleta podrían ser las causas del accidente de tránsito registrado en la mañana de ayer.

Las recientes amenazas y atentados contra la vida de varios líderes guajiros, fue rechazada nuevamente por la empresa Cerrejón.

Los familiares explicaron que se sorprendieron cuando conocieron que un infarto fue el que pudo acabar con la vida de Jhonni Enrique Salas Rivaldo.

Ver más
Lo más comentado
General

La crisis financiera de la empresa Emdupar, motivó a la Superintendencia de Servicios Públicos en 2017 a proponer un plan de salvamento, el cual fue firmado hace seis meses.

Las empresas Claro y Nokia realizaron la primera prueba piloto del sistema 5G, con el que esperan dar soluciones óptimas a la interconectividad digital que requieren los territorios colombianos

Valledupar se prepara para la temporada que viene, en materia de afluencia turística, especialmente para visitar el río Guatapurí.

Ver más
Deportes

El zaguero Luis Moreno será sometido a una cirugía en la rodilla derecha para tratarle una afección de meniscos y estará, por lo menos, un mes por fuera de las canchas.

Parece que la situación de los jugadores colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios se empieza a complicar un poco. Ellos junto con Frank Fabra, no viajarán a Mar de Plata para enfrentar a Aldosivi. El técnico ‘xeneixe’ Guillermo Barros Schelotto, no los convocó para el choque de turno en el fútbol argentino debido al escándalo […]

Ver más