La despedida de Martín Elías Díaz contada por ‘El padre del Cesar’

Antonio Murgas, exministro de Trabajo y Seguridad Social; exgobernador, conocido como el padre y fundador del departamento del Cesar.

Unas veinticinco mil personas de todos los rincones de Colombia, de Venezuela y algunas de las Antillas se aglutinan. Son quizás más o quizás menos, no importa, lo que se acata es la nostalgia tersa y honda, el lamento, el dolor profundamente humano de la muchedumbre turbada que sigue el féretro, es un sufrimiento que como dice el poema expresa otro dolor. Son las lágrimas. Es el rumor doliente que brota del espíritu de un pueblo para despedir al gran Martín Elías, uno de los hijos del canto vallenato de Francisco el Hombre y uno de los semidioses de la poesía tocada y cantada en los grandes conciertos y en los chinchorros campesinos de la lluvia.

Así lo despiden, así le dan el último adiós sus hermanos vallenatos abrazados unos a otros, su fanaticada, sus seguidores fervorosos y sus compañeros hidalgos, y todos los innominados de la gran masa popular que en Valledupar declaman sus creaciones y melodías desde el primer álbum del 2007 hasta al 2017, y todos sus cantos que nacen de la gracia montañera de los pájaros del agua, y otros de rango urbanos y modernos fusionados con los nuevos ritmos que crearon una nueva inspiración de innovación, tecnología y arte musical, que se reflejan en el CD programado para prorrumpir en el próximo mes de mayo.

Hoy están de luto y de pesadumbre el linaje humano de los Díaz Acosta, de los Díaz Maestre, la conciencia del Folklor Vallenato, y ante todo el alma de Valledupar que siente y sufre la temprana partida del gran Martín Elías. Primero, fue Martín Elías Maestre, el tío inolvidable en el año de 1979, después El “Cacique de la Junta” –Diomedes Díaz, su padre, el 22 de diciembre de 2013; y ahora “El gran Martín Elías”. Por ellos lloran inconsolables la abuela venerable Elvira Maestre, su madre Patricia Acosta, su esposa Dayana Jaimes García y la inocencia floral de sus dos pequeños párvulos: Martín Elías y Paula.

Pero además de la romería convulsa, de la muchedumbre trémula que va hasta la Cámara Ardiente, está la ofrenda floral, los afiches, las banderas, los aplausos, las aclamaciones y los vítores. Y además el viento de lluvia que se desgaja de un bosque que conoció Martín Elías. Y un cielo conturbado de nubes negras para despedir en la plataforma musical del Parque de la Leyenda Vallenata al “Gran Martín Elías” quien, en la brevedad de su vida nos regaló una firme claridad espiritual, una singular misericordia humana y un fuego interior que nos abraza a todos de cariño y nos exalta del Ángel de la Romanza Vallenata.

Y ya en la cumbre del sentido adiós de Valledupar al héroe dormido en la eternidad, los más célebres exponentes de la Leyenda Vallenata celebran ante su féretro el Sacramento Lírico Vallenato, primero rezan, lloran y cantan el mejor repertorio de las canciones y los versos del silente compañero. Es la juglaría excelsa, es el sentimiento único y memorable de Alfonso Tomás Zuleta Díaz, es la resonancia universal de silvestre Dangond; el ruiseñor del Cesar, Jorge Oñate; Peter Manjarres, el Caballero de la Tauromaquia musical; Iván Villazón, el Tenor Hidalgo; es el Mono Zabaleta; el Churo Díaz; Orlando Liñán; Luifer Cuello; Jean Carlos Centeno; Álvaro López Carrillo; Rafael Santos; el Grupo Kvrass; el Célebre Cocha Molina; es Saúl Lallemand; Iván Zuleta, “El Virtuoso del Acordeón”; y Rolando Ochoa, el “Tajo humano y melódico del inolvidable Calixto Ochoa”.

Y si algo ha conmovido y estremecido el espíritu de Valledupar en la despedida al cantante que se ha ido, es haber conocido sus inspirados versos premonitorios en el último concierto de su vida, en el amanecer de Coveñas, cuando cantándole a su padre verseó:

“A mí me duele papá, porque se fue de mi lado,
A mí me duele papá, porque se fue de mi lado,
no me voy a preocupá porque allá nos encontramos”.

Por José Antonio Murgas Aponte


Deja un comentario

Judicial

Tanto el patrullero como el sargento de la Policía del Cesar no se allanaron a los cargos imputados por la Fiscalía 9 Unidad de Vida, con base en los elementos materiales probatorios presentados.

Más de seis horas de penuria debieron soportar los propietarios del inmueble, uno de ellos que sufrió molestias por el impacto, debió ser trasladado de urgencias a una clínica de Valledupar.

El comando de la Décima Brigada reiteró su apoyo para quienes deseen abandonar sus acciones delictivas en contra de la tranquilidad de la población civil.

Ver más
Lo más comentado
General

La Alcaldía de Chimichagua, Chiriguaná, Rio de Oro, La Paz, Agustín Codazzi, Concejo de Pailitas, las empresas de servicios públicos de Bosconia, San Alberto, Pueblo Bello, la Personería de Curumaní y Hospital Morelis de Pailitas, fueron las beneficiadas con estos recursos.

Por este corredor se moviliza la mayor cantidad de carbón que exporta el país a través de los puertos de Ciénaga, Magdalena.

Se trató de 320 frascos de jarabes de Vitacerebrina Francesa de 400 centimetros, 155 kit Blíster Megacerebrina por 10 ampolletas, 10 pastillas de Multiembrionarias, 140 frascos de vitaminas marca Triflex y 140 unidades de frascos de medicamentos Calma Artri por 300 gramos.

Ver más
Deportes

En el último partido ante Atlético 3 de Febrero, el lateral codacense fue expulsado por doble cartulina amarilla y en las próximas horas deberá unirse a los trabajos con la Selección Colombia.

Cristiano, máximo goleador de la Liga de Campeones con 15 tantos, mostró su máximo respeto por el Liverpool, a pesar de que “hay mucha gente que el Real Madrid lo va a tener un poco más fácil”.

Dennis Rohan, que había sido segundo en la crono de la primera etapa, marcó un tiempo de 40:00 minutos, a una media poco superior a los 51 km/h. Yates sólo cedió 1:15 en relación a Dumoulin, segundo en la general y que está ahora a 0:56

Ver más