‘La Bestia del Matadero’ volvió a la ‘Tramacúa’

Levith Rúa, el monstruo del Matadero, fue policía y prestó servicios en la región.

En medio de estrictas medidas de seguridad, ayer fue trasladado a la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, por vía terrestre, el expolicía Levith Rúa Rodríguez, considerado por las autoridades del departamento del Atlántico, como ‘La Bestia del Matadero, acusado de haber desaparecido, abusado sexualmente y asesinado a Gabriela Romero Cabarcas, una joven aprendiz del Sena del Atlántico, que contactó a través de Facebook.

El señalado violador en serie estaba recluido desde el miércoles anterior en la cárcel Distrital El Bosque de Barranquilla, dos días después, trasladado a la Penitenciaría La Modelo de la misma ciudad, en donde fue reseñado, para posteriormente ser enviado a la capital del Cesar, en prevención por un presunto complot para asesinarlo en el interior del penal. Según recomendaciones de la Dirección Nacional del Inpec, ante la carencia de una celda en la que pudiera estar aislado, debido a una supuesta retaliación de los otros internos, era conveniente trasladarlo.

Rúa Rodríguez ya había estado en la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, conocida como ‘La Tramacúa’, tras haber purgado una condena de siete años, por el delito de abuso sexual.

Según las directivas del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, ‘La Bestia del Matadero’ permanecerá en el este centro de reclusión hasta cuando el proceso investigativo entre en la etapa del juicio oral, por la presunta muerte de la joven estudiante del municipio de Soledad, que de acuerdo a las autoridades, está implicado en otros hechos similares con otras jovencitas, quienes ya lo denunciaron ante las autoridades locales.

En el momento del traslado a Valledupar, Rúa Rodríguez vestía una camiseta de la Selección Colombia y portaba una bolsa negra con varios de elementos personales. Posteriormente, los funcionarios del Inpec, lo trasladarán esporádicamente a Barranquilla, en cumplimiento de órdenes judiciales para que esté presente en las audiencias preparatorias por los casos de violación, en los que ha sido acusado por la Fiscalía General de la Nación.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN