Fecha 25 enero 2013



El reto con los pimpineros de La Paz




El alcalde del municipio de La Paz tiene en sus manos el futuro de la población de su jurisdicción que se dedica al comercio informal de combustibles, debido a que quedó demostrado, en un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Sociales y Económicas de la Facultad de Ciencias Económicas y Contables de la Universidad Popular del Cesar, que de los 1.111 pimpineros censados, 799 desean tener su propio negocio si los apoyan con capacitación y capital semilla para emprender negocios diferentes a la venta de gasolina. 

 

El censo que se hizo en asocio con la Fundación Ecopetrol –Fundescat- tiene como propósito final implementar en La Paz el Programa de Reconversión Socio Laboral de Pimpineros, en el que participa Ecopetrol, para contribuir a la toma de conciencia de las personas que se dedican a la venta ilícita de gasolina y a generar condiciones que faciliten su regreso a la legalidad.

 

La reconversión socio laboral en La Paz sería una realidad si desde la Administración Municipal se hace la gestión y la Gobernación del Cesar se suma a esta iniciativa.El Gobierno Nacional ya está conectado con el tema y para ello dispone de un fondo por más de 3.000 millones de pesos, para poner un peso por cada peso que ponga la administración municipal, recursos que son utilizados como capital semilla para las familias que se beneficien con la reconversión.

 

Los resultados del censo no pueden ser más claros. De los 1.111 pimpineros, 692 están dispuestos a recibir apoyo económico para dedicarse a otra actividad y 615 a capacitarse para aprender un nuevo oficio. La Paz es un municipio agropecuario, es el tercer productor de café en el Cesar y el octavo en la Costa Atlántica, es de vocación ganadera y además es conocido por la elaboración de las almojábanas, los deditos de ‘Juvalito’ y las arepas, tradición que se ha perdido por el dinero fácil y rápido que genera la venta de combustible. Es hora de retomar el camino, de apoyar a estas familias para darle otra dinámica a la población y que no siga sucediendo lo que afirma el censo: el 50% de los jóvenes encuestados ya no quieren terminar el bachillerato porque prefieren vender gasolina.

 

La Gobernación del Cesar debe apoyar esta iniciativa y aprovechar la experiencia de la Fundación Ecopetrol con la reconversión aplicada en otras regiones, como Guanía, donde el modelo ha sido un éxito.

 

La Paz celebró ayer su aniversario 238, sumida en la pobreza. En este caso se requiere el concurso de todos a través de proyectos especiales, donde se involucren las universidades de la región, incluso la Universidad Nacional desde ya debe participar, pues quedará ubicada a menos de un kilometro del casco urbano, considerado como una bomba de tiempo. Entonces ¿qué van a hacer los gobiernos municipal y departamental frente a la venta irregular de gasolina?¿Se le apuntan a la reconversión de La Paz?

 






General

Entretenimiento
Deportes