Fecha 10 marzo 2013



Cuentos del arañero Hugo Chávez




Reportaje de Giomar Guerra Bonilla sobre el libro "Cuentos del Arañero" de autorçia del fallecido Presidente de Venezuela.

Por: Giomar Lucía Guerra

  • Cuentos del Arañero consta de 175 cuentos, ocho capítulos y 33 fotos que recorren la vida del jefe de Estado. Impresión: Vadell Hermanos Editores, C.A.Valencia: Calle Montes de Oca Venezuela. 2012.

“…Tenía la cordialidad inmediata y la gracia criolla de un venezolano puro. Para mí fue una buena experiencia de reportero en reposo. Iba descubriendo una personalidad y no correspondía para nada con la imagen del déspota que teníamos a través de los medios.

 

Descubrí a un narrador natural. Un producto íntegro de la cultura popular venezolana que es creativa y alborozada, Tiene una memoria con algo de sobrenatural que le permite recitar de memoria poemas de Neruda o Whitman y páginas enteras de Rómulo Gallegos”. (Gabriel García Márquez, “El enigma de los dos Chávez”, El País, España, 1999) ”

 

Por el estilo utilizado para narrar algunos episodios de la vida del fallecido Presidente Hugo Chávez en la obra titulada “Cuentos del arañero,”me deleité al leerla, porque son unas crónicas que relatan de manera amena algunos datos biográficos y momentos de su vida como gobernante.

Él afirma al inicio “Si uno pudiera volver a nacer y pedir dónde, yo le diría a papá Dios: Mándame al mismo lugar. A la misma casita de palmas inolvidable, el mismo piso de tierra, las paredes de barro, un catre de madera y un colchón hecho entre paja y gomaespuma. Y un patio grande lleno de árboles frutales. Y una abuela llena de amor y una madre y un padre llenos de amor y unos hermanos, y un pueblito campesino a la orilla de un río.”

 

El Epígrafe de estos relatos no es extraño a nuestras vivencias, porque en muchos de nosotros ese es un deseo inherente, el arraigo que aquí tienen forma y contenidos propios, dibujados en unas sencillas pero sentidas reflexiones, nos encamina por el sendero que nos induce a comprender cómo nació y se hizo este dirigente político de la denominada República Bolivariana de Venezuela, y las profundas raíces que lo ligaron a su pueblo.

 

Nos traducen el diario vivir de un ser humano que muestra una personalidad auténtica y que en el transcurrir cotidiano tiene esa increíble capacidad de hacer de las pequeñas cosas los más grandes eventos, el amor y la pasión, hace que convierta con regularidad asuntos de la cotidianidad, en sucesos especiales que repercuten en el bienestar de la gente más necesitada de su país.

 

Acompañar a Chávez por este viaje pletórico de realidades traducidas a la leyenda, crónicas cuyo título deriva de lo que en nuestra región Caribe, en Colombia, se conoce como “caballito o dulce de papaya verde,” “Arañas” dulces que hacía su abuela Rosa Inés y que él los vendía en su niñez para colaborar con la manutención del hogar. La narración Inicia con relatos sobre su nacimiento en la casita de palma de Sabanetas de Barinas, pobre pero feliz al lado de la abuela a quien él denomina cariñosamente la “Mamavieja”.

 

Sobre su padre a quien admira, dice: “Acabo de hablar con mi padre a quien amo y admiro y, además, lo metí en este lío. Mi padre Hugo de los Reyes Chávez, un maestro jubilado. Criaba cochinos y gallinas ponedoras desde hacía varios años, hasta el 4 de febrero en la mañana. Dejó las gallinas, dejó los cochinos, dejó cuatro vacas flacas, dejó un fundito que le costó toda su vida de maestro y se fue a la batalla”.

 

Las precariedades vividas, lo sensibilizaron a tal grado que nos parece estar escuchando una narración de lo real maravilloso, pero es el diario acontecer del excéntrico gobernante que vivió la realidad de millares de familias en circunstancias similares por las que él pasó y que lo llevó a comprometerse con la realidad de Venezuela, bajando del frío mármol la efigie del Libertador Simón Bolívar revivir y llevar a la realidad su pensamiento.

 

Rompió a su manera con los moldes tradicionales, protocolarios, para dar paso a un estilo particular, campechano, amiguero, que buscó allanar caminos para relacionarse con el otro, con un apretón de manos, una carcajada, una canción.

 

Es el Hugo Chávez, presente a través del modo particular de conversar y acercarse al pueblo a través de estos cuentos que fueron contados en el programa Aló Presidente, que sirven además como un registro de su labor cotidiana plasmada en su obra de gobierno cuyos resultados están recopilados en el informe “Logros y avances del gobierno bolivariano-2011,” año del bicentenario, donde presenta los avances de su administración que van desde lo cultural y la lucha para el rescate de lo autóctono, la atención social humanizada orientada a combatir la pobreza una mayor inversión social con el programa: La gran misión vivienda Venezuela.

 

  • Los Cuentos nos muestran diversas facetas de tan original y creativo hombre de Estado describiendo esa familia tan particular, sus juegos infantiles, la carrera militar, el amor a la patria, el culto y admiración a los próceres, a los hombres de la revolución, los del Llano, el momento en que abraza las armas, y hasta el deportista.
  • Los compiladores son dos destacados periodistas Orlando Aramas León y Jorge Legañoa Alonso. Este último dice que “Chávez es como un cable de alta tensión: te sacude, te atrapa y te lleva de la mano.” Hacer la recopilación de información no fue tan fácil para ellos.
  • No sólo por lo dispersa y diversa, ni por los esfuerzos para organizarla, sino por las particularidades de la personalidad del Presidente Chávez, acentuada en su estilo único de hablarle a los ciudadanos. Además, dice Legañoa “vivimos el bramar del Apure, saboreamos las arañas de la abuela Rosas Inés. Se nos heló la piel con el cuento de la tragavenados en el cuarto y se nos hizo un nudo en la garganta cuando el padre le dio un beso a los hijos sin saber si volvería aquel 4 de febrero”.

 

 

 

 






General

Entretenimiento

Desde New York, los líderes de GRUPO KVRASS entregaron oficialmente el nombre que llevará su cuarta producción musical: Sin Censura.

Deportes