Fecha 25 enero 2013



Cuadrantes de policía no surten efecto en Valledupar




El Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes de la Policía Nacional parece que ha causado el efecto contrario al programado. El nivel de inseguridad en los barrios es cada vez más alto. 

 

El plan de vigilancia comunitaria por cuadrantes, de manera inicial pretendía mitigar los niveles de seguridad en el departamento. El gobierno departamental, la Policía Nacional, junto con los líderes de la Junta de Acción Comunal de cada barrio, ejecutaron el Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes de la Policía Nacional, PNVCC, sin embargo, los casos de asaltos y grupos de apartamenteros no cesan.

 

La socialización del plan de seguridad se hizo por medio de ‘stickers’, tarjetas de presentación con los contactosde los cuadrantes por comunas, plegables, cartillas con contenido del Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana y volantes que ilustran las recomendaciones más importantes para evitar el hurto a residencias, establecimientos comerciales, al parecer para bajar las cifras de los delitos de alto impacto que se presentan en Valledupar y en su área metropolitana.

 

Sin embargo, el boom de la vigilancia por cuadrantes solo quedó en papeles. La realidad de los barrios, contada por la comunidad, que es la principal afectada por los altos índices de asaltos, delincuencia y raponazos son el pan de cada día en las diferentes comunas.

 

Los habitantes aseguraron que el Plan de Vigilancia Comunitaria por Cuadrante, es un fracaso, puesto que la mayoría de los ciudadanos desconocen el número de cuadrante de su sector y la línea para comunicarse, los presidentes de las Juntas de Acción Comunal manifiestan que falta más socialización del plan y la Policía indicó que si la comunidad y los líderes no colaboran difícilmente se obtienen resultados favorables.

 

Según Rita Paola Maya, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Villa Leonor, con un pequeño grupo de personas del sector se socializó el plan de la Policía Nacional, y ese mismo día un residente del lugar donde se impartió la charla, fue víctima del vandalismo; al parecer por venganza de los delincuentes.

 

“Trajeron a la ciudad 150 policías más para reforzar la seguridad en la ciudad y no ha dado resultado porque los bandidos tienen de burla a los miembros de la Policía Nacional, como ellos saben que lo único grave que puede pasar es que le hagan una requisa, puesto que, no los pueden agredir ni violentar, estos vándalos hacen de la suya. Algo curioso que pasó en el barrio y que atemoriza a la comunidad fue cuando organicé la reunión en una tienda para dar a conocer el tema de los cuadrantes, ese mismo día en horas de la noche, los ladrones ingresaron a la tienda y le robaron dos millones de pesos al tendero”, dijo Rita Maya.

 

Algo más grave, aseguró la presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio El Oasis, María Contreras,es que el grupo de cuadrantes no hace presencia en el sector y que esos uniformados conocen quiénes son los delincuentes y los sitios donde frecuentan sin tomar medidas al respecto.

 

“Cuando uno se comunica con la Policía para que acudan al lugar donde ocurrió el delito, no llegan a tiempo. La policía quiere que uno les realice todo el trabajo, quieren que solucionemos los problemas de inseguridad”.

 

El Mayor Johnny Padilla, comandante del Primer Distrito de Policía Nacional, indicó que el trabajo se tiene que realizar con el acompañamiento de los líderes de las Junta de Acción Comunal para lograr efectividad en el plan.

 






General

Deportes