Infecciones respiratorias aumentan por las lluvias

Las infecciones respiratorias, enfermedades diarreicas, enfermedades vectoriales como el dengue y zika, y la conjuntivitis, son las patologías que más se registran en los centros hospitalarios de Valledupar ante el incremento de las lluvias. Archivo/EL PILÓN

La humedad, los cambios de temperatura y la proliferación de insectos, que son comunes en esta época de lluvias, generan enfermedades respiratorias, estomacales y de piel. Según datos las estadísticas de la Secretaría de Salud de Valledupar, el incremento de las lluvias hace que estas patologías aumenten de un 10% al 17%.

El subdirector científico del Hospital Eduardo Arredondo Daza, HEAD, Jhonny Rojas Rangel, explicó que las primeras causas por ingresos hospitalarios en los diferentes centros de salud del HEAD en esta temporada son: la conjuntivitis, que se ha vuelto epidemia, generada por un virus que trae la movilización de la brisa y el agua; las Infecciones Respiratorias Agudas, IRA, que se dan por los cambios climáticos que hacen que el sistema respiratorio colapse; y las Enfermedades Diarreicas Agudas, EDA, puesto que en algunos lugares el agua no es potable y se da el consumo del líquido vital de manera inadecuada.

“Con el incremento de las lluvias son comunes enfermedades vectoriales como el Dengue y Zika, que se producen con la proliferación del insecto o vector Aedes Aegypti; así como las enfermedades respiratorias, de las cuales son más susceptibles los niños y adultos mayores. Por eso intensificamos las jornadas de vacunación para que los niños con esquemas al día prevengan muchas enfermedades. De la misma manera, estamos trabajando de la mano con las IPS de baja complejidad para que se intensifiquen las acciones en la estrategia de Atención Integrada de las Enfermedades Prevalentes en la Infancia, AIEPI, para que se identifique de manera temprana las alteraciones que puede poner en riesgo la vida de los menores”, explicó la secretaria de salud municipal, Claudia Margarita Zuleta Murgas.

En cifras

De acuerdo con el consolidado del año, de la Secretaría Local de Salud, desde la Semana Epidemiológica número 1 a la 45 (la de la semana pasada), a la fecha se han notificado 1.079 casos de Infección Respiratoria Aguda en todas las edades y el acumulado para el mismo período en el 2016 fue de 1.057 casos, observándose un incremento de un 2.0%.

El 60% de los casos se registró en el sexo femenino, el 20% de los casos corresponden a niños mayores de 1 año, el 60% en lactantes entre 1 y 7 meses, y el 20% en lactantes menores de un mes. El 80% pertenecen al régimen subsidiado y el 40% son indígenas.

En lo que va del año en curso se han notificado cinco muertes por Infección Respiratoria Aguda en menores de cinco años y para el mismo periodo de 2016 se habían notificado seis muertes.

La tasa de mortalidad para el municipio en el 2017 es de 7.4 por 100.000 menores de cinco años.

La mortalidad nacional por IRA es de 9.5 por cada 100.000 menores de cinco años.

A la fecha se han notificado al Sivigila 81 casos de Infección Respiratoria Aguda Grave Inusitado, 27 confirmados por laboratorio y 54 casos probables que se encuentran en estudio para su clasificación final.

Recomendaciones médicas

Para evitar la gripa, los galenos recomiendan:

-Evitar los cambios bruscos de temperatura.

-La limpieza permanente y exhaustiva de las manos es un buen aliado para evitar y controlar la transmisión de los virus.

-Lavar bien la nariz con suero fisiológico tibio ayuda a que los virus no se multipliquen y las defensas actúen mejor.

-Si está en presencia de personas con síntomas o si usted tiene un cuadro gripal, lo ideal es usar un tapabocas mientras esas condiciones desaparecen.

-Permitir la circulación del aire en espacios cerrados atenúa la concentración y la transmisión de virus.

-Mantener una buena hidratación evita que las secreciones se concentren y tiendan a permanecer por más tiempo en el cuerpo, y con ellas, los microorganismos.

-No fume.  La falta de oxigenación y la aspirada del humo promueven la acción de los virus.

Por Annelise Barriga Ramírez/EL PILÓN