Familia de pareja muerta en San Jorge realizará sepelios por separado

Familiares de la pareja muerta, muy consternados esperaban la entrega de los cadáveres en la morgue de Medicina Legal. Foto AMP.

Fredy Enrique Granados Móvil, de 56 años, no se resignaba a perder a su esposa, Nadina Beatriz Polo Granados, de 47 años, quien le había manifestado que yo quería convivir con él, según han investigado las autoridades al conocer el tenebroso caso en el que este hombre mató de varios impactos de bala a su esposa y luego se suicidó con la misma arma de fuego.

El hecho ocurrió la tarde del pasado sábado en la calle 20C con carrera 6ª del barrio San Jorge, en el suroriente de Valledupar, donde el cuerpo de la mujer quedó tendido en la cama y el del hombre recostado en una de las paredes de la habitación, donde compartieron sus vidas por muchos años, y últimamente en medio de problemas de convivencia.

Un familiar de Granados Móvil, quien pidió reserva de su nombre, dijo a EL PILÓN que estaba completamente confundido y sorprendido por esa fatal decisión que asumió, porque era una persona de mucha responsabilidad con su familia, extrovertido, jocoso, mamador de gallo, muy familiar y muy solidario.

“La verdad, es que yo eso nunca lo esperaba de él, es más, les tenía miedo a las armas y jamás compró una de ellas, porque les tenía pavor. Muy seguramente, el arma con que con metió el hecho, se la había prestado a un amigo argumentándole por su seguridad, pero ese revólver no era de él, y al momento del suceso, tampoco estaba bajo los efectos del licor. Él antes de cometer el hecho, había mandado a uno de sus hijos a que le buscara un dinero que había dejado en el vehículo y cuando él accedió a su petición, escuchó una fuerte discusión y después los tiros”, aseguró.

Señaló que también le había dicho al mismo hijo, minutos antes de la tragedia, que llamara a sus amigos más allegados, para que les informara que él se iba de viaje y los últimos días se veía un poco deprimido.

Entre tanto, Roque Polo, hermano de la occisa, destacó las virtudes de ella, como una mujer entregada a su familia, a sus dos hijos, de muchas ilusiones, muy responsable, trabajadora y emprendedora.

Indicó que ella acababa de llegar del trabajo, porque laboraba en la parte contable de una empresa distribuidora de productos comestibles y minutos después de estar en la casa se produjo la tragedia, en medio de un torrencial aguacero que caía en la ciudad.

“En verdad, no sé cuál fue el detonante, sí había problemas como en cualquier pareja, pero ella era muy reservada y no sé qué pudo haber sucedido. A mí me llamaron y cuando llegué pasó, lo que pasó, eso fue demasiado terrible. Si estaba aburrido, debió haberse matado él y no a su mujer, para no dejar a sus hijos sin familia. Él debió haber mediado para solucionar el conflicto que tenían, buscando a sus mejores amigos enviándole mensajes para arreglar las cosas”, señaló.

Por último indicó que los sepelios se realizarán por separado, teniendo en cuenta que la tragedia causó sentimientos encontrados en la familia.

¿Qué dice la Policía?

“Entendemos que en días anteriores la señora había decidido no vivir más con su esposo y esto generó la reacción del señor Enrique granados, quien, dentro de la vivienda, después que le quita la vida a la esposa posteriormente se dispara y se quita la vida también”, indicó sobre el hecho, el comandante del Primer Distrito de Policía Valledupar, teniente coronel Freddy Delgado.

Por Abdel Martínez Pérez/ EL PILÓN