Estudio reveló que solo el 26% de los padres controla a sus hijos del internet

El número de dispositivos conectados  a Internet, en su mayoría son  utilizados por niños y adolescentes, lo que ha aumentado de manera exponencial el número de amenazas en línea.

Aunque esta debe ser una  situación alarmante para los padres de familia, muchos padres no tienen visibilidad de los peligros a los que se enfrentan sus hijos por medio del internet.

Según una investigación creada por Kaspersky Lab,  revela que solo la cuarta parte de ellos (26%) utiliza un software de control parental para restringir la actividad de sus hijos en Internet.

La encuesta sobre los riesgos de seguridad del consumidor en 2016 reveló lo que los padres piensan sobre el mundo en línea y los desafíos que enfrentan para proteger a su familia frente a las amenazas. La investigación demostró que solo un tercio (37%) de los padres se preocupa de que sus hijos puedan estar expuestos a contenido en línea considerado como inapropiado o explícito. Solo 36% es precavido en cuanto a que sus hijos se comuniquen con desconocidos, y 34% se preocupa de que se conviertan en víctimas del ciberacoso.

El estudio también encontró que pocos padres toman las medidas necesarias para proteger a sus hijos, pues solo la tercera parte (38%) habla regularmente con ellos sobre los peligros existentes en línea y traen a colación el Internet durante conversaciones familiares, mientras una cuarta parte (27%) revisa con regularidad el historial de uso en el navegador de Internet. Uno de cada cinco (21%) prefiere ser un contacto en las redes sociales de sus hijos.

“Los padres precisan tener mayor conciencia de los peligros que sus hijos enfrentan en línea. Necesitan ayudar a sus hijos a estar mejor informados en materia cibernética y activar los métodos de protección para mantenerlos seguros mientras están en línea, como lo harían en el mundo físico”, comentó Andrei Mochola, Director, Consumer Business, en Kaspersky Lab.

Los hallazgos de este estudio también revean la necesidad de que los padres tengan una mayor conciencia acerca de los peligros que acechan en Internet.

Según la encuesta, 41% de los niños estuvo en peligro por las amenazas en línea durante los 12 meses previos a la investigación. Estas amenazas incluían estar expuestos a contenido inapropiado, ciberacoso, entrar en contacto con extraños, entre otros.