En época de lluvias llega su peor pesadilla

Cuando llueve, las alcantarillas en Fuentes Zuleta derraman aguas negras por las calles del sector. Cortesía.

Cada vez que llueve los moradores del barrio Fuentes Zuleta temen lo peor debido a que las alcantarillas se rebosan. Los residentes de la carrera 26 # 35-63 y 35-80, son los que más sufren debido a que en tiempo de invierno sus casas se inundan de aguas negras.

Según denunciaron los afectados, el olor es insoportable. “Cada vez que llueve dos manjoles se rebosan en el barrio y dos casas inundan de aguas fétidas, quienes viven ahí les toca quedarse afuera de la casa porque no soportan los malos olores”, me contó Bertha Mejía, presidenta de la Junta de Acción Comunal.

Según denunció la líder comunitaria, los rebosamientos de los manjoles es un mal de vieja data. “Acá siempre ha habido la problemática de los rebosamientos de los manjoles, pero jamás se habían inundado las casas con agua fétidas, ahora se devuelven por los conductos de la cocina y los baños”, aseveró.

Marina Atencio, quien vive en la carrera 25ª, asegura que su calle hay cuatro manjoles que colapsan constantemente. “Ya estamos cansados con tanto rebosamiento, cuando llueve las calles se llenan de agua llenas de excremento humano, esto es terrible”, denunció.

La comunidad de Fuentes Zuleta pide a la empresa Emdupar que haga mantenimiento constante a las alcantarillas debido a que donde más se rebosan están ubicadas en las calles pavimentadas, las cuales cuentan con tubería de PVC.