Empate y derrota del Valledupar en doblete amistoso con el Unión

Valledupar Fútbol Club perdió el examen ante el Unión Magdalena.

Una derrota y un empate fue el saldo para el Valledupar Fútbol Club durante el doblete amistoso disputado ayer en la capital del Cesar.

En el primer juego los bananeros derrotaron 3-1 al equipo de casa, con anotaciones de Jhon Miranda, Andrés Torres y Cristian Subero, mientras que Saramis Rodríguez descontó de penal para los ‘verdiblancos’.

El equipo de Santa Marta se fue arriba en el marcador a los 15 minutos del primer tiempo, con un tiro libre en diagonal por derecha ejecutado por Jhon Miranda. El balón perforó la red con la complicidad del arquero Miguel Torres.

Con la victoria parcial de los samarios terminaron los primeros 45 minutos. En el retorno, Unión Magdalena continuó con la iniciativa en el ‘Armando Maestre Pavajeau’ y a los tres del complemento Rugeri Blanco pudo aumentar la cuenta en una jugada colectiva que terminó con un remate sin dirección, cuando el arco vallenato estaba completamente solo.

Esa insistencia generó el segundo gol magdalenense a los nueve minutos en los botines de Andrés Torres. Fue el 2-0 que reflejó la superioridad bananera. A los 32 Subero marcó el tercero y al 35 Valledupar Fútbol Club descontó con una pena máxima bien ejecutada por el volante Saramis Rodríguez.

En el partido de fondo, en el que primó el juego fuerte, vallenatos y samarios empataron 0-0. Los locales no supieron aprovechar el hombre de más que tuvieron a raíz de la expulsión de Jonnier Viveros a los 28 minutos del primer tiempo por agredir sin pelota a Alex Rambal.

Sin embargo, desde el inicio, Valledupar Fútbol Club aportó un eficiente juego colectivo, protagonizado por Yuber Mosquera, Odacir Pérez y Carlos Oñate, pero el gol nunca llegó.

Herazo y Oñate lo intentaron para los ‘verdiblancos’. También Jhon Montaño para el Unión Magdalena, jugador que también tuvo sus argumentos en los cobros con pelota quieta. El tiempo transcurrió y ahora ambos técnicos sacarán sus propias conclusiones.

Nibaldo Bustamante/EL PILÓN