El ‘silvestrismo’ de luto despidió a Katherine Porto

“Con la bendición de Dios, Kateherine Porto. La Pechichona del Silvestrismo”.

Este fue el mensaje plasmado, en una bandera roja y marcada con letras blancas, sobre el féretro de la conocida ‘Pechichona’ del ‘silvestrismo’, quien falleció la madrugada del domingo en la Clínica El Prado, de Santa Marta.

Kateherine Porto una mujer con discapacidad motora fue la presidente de ‘El Batallón Cienaguero’, un club de fans creado para apoyar al cantante Silvestre Dangond, quien le reconoció a Porto su cariño en la canción ‘El confite’, donde la saludó de manera efusiva:

“Con la bendición de Dios, Kateherine Porto hija, en Ciénaga, Magdalena: revolución silvestrista”.

En las redes sociales su nombre fue viral. Incalculables mensajes de respaldo a quien daba su vida por el intérprete guajiro, a quien acompañó en su más reciente lanzamiento en Valledupar, en el Parque de la Leyenda Vallenata, el pasado 2 de junio.

“Hija no necesito inspiración para despedirme de ti, vivo la realidad y de lo que estoy seguro es que te voy a extrañar. Se fue una mujer grande, fuerte, luchadora, soñadora sin límites. Ella siempre estuvo en las buenas y en las malas, te vamos a extrañar más de lo que en algún momento imaginaste. ¡Que viva @katherinportolapechy descansa en paz!”,

escribió Silvestre Dangond en su cuenta de Instagram, acompañando el mensaje con una fotografía con Kateherine Porto.

Nació la amistad

La amistad de ambos surgió desde el año 2000, cuando por casualidad se conocieron en Ciénaga, Magdalena. Así lo relató el portal Delfín Stereo en un reportaje hecho a Porto en su casa.

“Todo comenzó cuando el hoy consagrado artista Silvestre Dangond comenzaba su carrera y por cosas del destino ingresó a Ciénaga a reparar el vehículo en que se transportaba”,

relató Delfín Stereo.

Pero fue en el Centro Vacacional Los Trupillos, en Santa Marta, donde Silvestre pudo tener contacto por primera vez con Katherine. Al escenario llegó gracias al apoyo del empresario Carlos Padilla y el manager del artista, Carlos Bloom. Una carta era el motivo para expresar la admiración y el cariño por sus seguidores.

“Que esfuerzo tan grande el tuyo venir acá, ya son las 5:00 de la mañana. ¿Por qué eres tan linda? ¡Eres muy linda!”,

exclamó Dangond luego de direccionar la silla de ruedas que sostenía a Katherine Porto. Y le leyó el escrito ante el público:

“Soy una gran silvestrista, te admiro mucho y quiero tomarme una foto contigo… Te felicito por tu nuevo éxito. Que Dios te bendiga a ti y a tu familia”,

narró el cantante.

Al terminar una pequeña charla en tarima, Katherine Porto le pidió a Silvestre le cantara la canción ‘Mi propia historia’ y él dijo:

“Tú historia es la mía. Te voy a cantar completa la canción”.

Desde entonces Katherine Porto no dejó ni un momento de seguir a su ídolo.

“Con la compañía de varios de mis amigos llegué y por fin se cumplió mi sueño de expresarle a Silvestre todo mi cariño y admiración por las cosas buenas que ha hecho por la música vallenata. A partir de ese momento me convertí en su fan número uno y para él en su ‘pechichona’”,

le contó Katherine Porto a Delfín Stereo.

Y la relación se fortaleció: a través de la Fundación Silvestristas de Corazón Grande (Funsicog), el artista le brindó su respaldo a la mujer de 30 años de edad, quien sufrió un accidente de niña que le ocasionó un desplazamiento en los discos de su columna y que en los últimos días presentó problemas respiratorios, los que finalmente ocasionaron una serie de paros cardiorespiratorios y posteriormente su muerte.

Así que con más motivos que la hicieron sonreír, Kateherine Porto se despidió de su artista después de verlo en el Parque de la Leyenda Vallenata, en la presentación en vivo de ‘Esto es Vida’.

La tarde de ayer, ‘El Batallón Cienaguero’ le dio el último adiós en el cementerio San Rafael de Ciénaga, a la presidenta de su club. La misma que con una carta logró quedarse con el corazón de toda una familia denominada: ‘silvestristas’.

Por Carlos Mario Jiménez
Carlos.jimenez@elpilon.com.co