El ladrón en Las Flores fue baleado antes de estrellarse

Según el dictamen de Medicina Legal, Geomer David Arroyo Ariza tenía una herida en su cuerpo producida con arma de fuego. Un hermano dijo que no se trató de accidente sino de un homicidio.

El cadáver de Geomer David Arroyo Ariza, presunto atracador y quien residía en el barrio La Nevada de Valledupar, quedó tendido en el piso.

Un giro ha dado el caso de la muerte del mototaxista Geomer David Arroyo Ariza, el ladrón que murió al accidentarse en la motocicleta cuando huía, después de haber atracado en un restaurante del barrio Las Flores de Valledupar, luego que en Medicina Legal confirmaran que su cuerpo registraba una herida con proyectil de arma de fuego.

Así lo denunció Heinner Arroyo, hermano de la víctima, al señalar que cuando tramitaba los documentos en la Fiscalía para la entrega del cadáver por accidente de tránsito debió hacer otro papeleo, por cuanto registraba una herida en su cuerpo producida con arma de fuego, lo que le habría producido su fallecimiento.

“Me comentaron que el dueño del restaurante hizo 4 disparos al aire y mi hermano respondió, que una camioneta persiguió a mi hermano y el conductor hizo varios disparos, luego le tiró el carro y lo hizo perder el equilibrio.

Admito que mi hermano sí anduvo en alguna oportunidad en malos pasos, pero él se había compuesto, no sé que pudo haber ocurrido”.