22 marzo, 2018

Día Mundial del Agua, el compromiso con los recursos hidrícos

La población a nivel mundial enfrenta desafíos relacionados con la escasez de agua potable, un fenómeno acentuado por el cambio climático y el daño al medio ambiente, por lo que en esta fecha se insiste en la importancia de la concientización del cuidado y conservación de los recursos hidrícos.

El departamento del Cesar cuenta con 33 cuencas hídricas con las que se provee de este recurso a los 25 municipios, aunque hay corregimientos sin cubrimiento. Foto: JOAQUIN-RAMIREZ

Hoy se conmemora el Día Mundial del Agua, declarado así por la ONU y que se celebra desde el año 1993 con el fin de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce.

Durante esta semana y especialmente hoy se han programado distintas actividades tanto a nivel departamental como en Valledupar para conmemorar esta fecha en la que además de conocer la situación actual en cuestión de cubrimiento de agua potable y condiciones de las fuentes hidrográficas, se reitera el llamado a la comunidad para que se acentúe un compromiso de carácter general con la protección y el aprovechamiento de este recurso natural.

“El tema de los recursos hídricos para el Cesar es un tema único en el mundo. El departamento está dentro de la Sierra Nevada de Santa Marta y por naturaleza es un área que produce una gran cantidad de agua, cuenta con 33 cuencas hidrográficas. La gran dificultad que se tiene en Valledupar tiene que ver con el mal manejo que se le da; el río Guatapurí tiene un problema en su parte naciente, la zona alta está desprotegida, con grandes problemas de erosión y baja vegetación por lo que la cantidad de agua que debería surtir para aprovisionamiento es muy baja”, aseguró Miguel Ángel Sierra, biólogo.

Sin embargo, para la conservación de estas cuencas ha sido necesario adelantar diversos planes en los que se han incluido trabajos de reforestación como uno de los componentes.

“Por primera vez nos han aprobado proyectos accediendo a los recursos de regalías con los que adelantaremos programas en el complejo cenagoso de la Zapatosa, un proyecto de reforestación para los nacimientos de los ríos que abastecen los acueductos municipales y la adquisición de predios donde brotan aguas naturales con lo que se beneficiaran el municipio de Manaure, La Paz, San Diego y Codazzi”, aseguró Andrés Arturo Fernández, secretario de ambiente del departamento.

En cuanto a una de las problemáticas que enfrenta el Cesar por la desviación del caudal de algunas fuentes para proyectos agrícolas como la siembra de palma, la autoridad competente en estos casos Corpocesar, ha adelantado diversas sanciones con las que alrededor de 30 concesiones se han caducado.

“En cuanto al panorama actual del recurso, en primer lugar tenemos un índice de uso muy alto con lo que estamos demandando mucha más agua de la que se está ofertando, principalmente en ciudades como Valledupar y en los sectores productivos como el arroz y la palma.

Propusimos al gobierno departamental que vía ciencia y tecnología se trabaje en sistemas de optimización del uso del agua con los sistemas productivos”, explicó Kaleb Villalobos, director de la entidad.

En relación a la situación particular de Valledupar y sus corregimientos, el gerente de la empresa de servicios públicos, José María Gutiérrez Baute fue claro en que están trabajando en vigencias futuras y otros proyectos que ya se encuentran en páginas licitadas como el acueducto del norte que va a beneficiar a gran parte de la población de los vallenatos y otros corregimientos así como el acueducto regional del sur que ya está en funcionamiento tratando de dignificar la vida del ciudadano.

Mientras tanto, todos los funcionarios fueron enfáticos en recordar el compromiso que tiene la comunidad tanto con las fuentes hídricas como con el uso que dan desde sus hogares al agua. A la vez que apuntaron también a que las medidas deben ser complementarias en tanto el medio ambiente también debe contar con la responsabilidad social de cada personas.

De igual manera invitan a la ciudadanía a vincularse con la siembra de árboles en las partes altas y medias de las cuencas además de ejercer controles desde sus comunidades con las personas que lavan terrazas o carros y que desperdician gran cantidad del recurso.

Daniela Rincones Julio / EL PILÓN