Día del Maestro no se celebró en Valledupar; exigen pago de salario atrasado

En Valledupar hay 2.950 docentes tanto en su zona rural y urbana, repartidos en las 36 instituciones educativas que se componen de 172 establecimientos.

El mes de mayo es la época del año en que a los maestros de Colombia se les celebra su día, como un reconocimiento a su trabajo, entrega y sacrificio por educar a niños y jóvenes, considerados el futuro del país. Con el día del maestro se reconocen los logros de esa labor que se enfrenta a los constantes cambios y avances de la ciencia, la tecnología y a una sociedad con retos cada vez mayores, que les exige innovar y luchar para formar personas educadas.

Sin embargo, en el municipio de Valledupar, los docentes prefirieron no celebrar esta fecha como era acostumbrado; debido a que desde el mes de diciembre de 2017 vienen enfrentando un proceso de lucha para que les cancelen su salario, debido a una decisión que tomó el Ministerio de Educación con un concepto jurídico que elimina el pago de la prima de antigüedad a la que tienen derecho. Esta situación provocó que los maestros hayan acudido a distintas manifestaciones para exigir sus derechos.

“En Valledupar la situación de los compañeros docentes frente al no pago del mes de diciembre todavía no se ha materializado; si bien es cierto existe hoy un proceso que se está desarrollando en seno del Ministerio de Educación, al cual le estamos apostando de manera positiva y haciéndole el seguimiento pertinente para que una vez sea definido por el ente nacional, pueda el mismo apropiar los recursos y materializar el pago que es lo que esperamos todos”, expresó el presidente de la Asociación de Educadores del Cesar, (ADUCESAR), Manuel Villalba.

Explicó el dirigente sindical que el Ministerio de Educación tiene plazo hasta mañana 17 de mayo, cuando vence el término perentorio “y de ahí en adelante tienen una visita de parte de la administración municipal para poder convalidar la información y mirar una posible fecha de pago”, acotó.

“En el día del maestro enviamos un mensaje enérgico a las administraciones local y nacional para que miren la situación del maestro de Valledupar y le den un poco de celeridad y responsabilidad al proceso, porque tenemos las esperanzas ahí para que se cumpla”, precisó Villalba.

De igual manera, ratificó el querer que tienen los maestros en el municipio y el Cesar, al asegurar que a pesar del incumplimiento de los acuerdos se encuentran en las aulas de clases trabajando normalmente, “haciendo el deber; pero queremos que el Gobierno nos corresponda y así haya mutua responsabilidad en las obligaciones contraídas al momento de nombrar a un maestro”, indicó.

Así mismo agradeció a la comunidad estudiantil y en general por el apoyo que les han brindado. “Nos mantenemos en nuestro sitio de trabajo con toda la fe puesta en ese proceso que deseamos que se haga prontamente la solución al problema”, dijo el líder sindical.

Por su parte, el secretario de Educación Municipal, Luis Carlos Matute, dijo que desde la administración se está en un esfuerzo porque se les reconozca a los docentes de Valledupar un derecho que tienen adquirido a través del Tribunal Administrativo del Cesar, como lo es una prima de antigüedad que le hizo reconocimiento el municipio a través del Decreto 0013 de 1983 y por un concepto del Consejo de Estado hoy ha considerado el Ministerio de Educación suspenderlo. “Estamos convencidos que es un derecho que debe seguírsele pagando, pues es inconcebible que después que el maestro ha proyectado unos gastos, por esa asignación económica mensual que viene recibiendo, se les vaya a desconocer”, expresó.

La nómina asciende a los $ 12.000 millones y el Ministerio de Educación Nacional se basa en el concepto N° 2302 del 28 de febrero de 2017 del Consejo de Estado, que niega la prima de antigüedad.

La Alcaldía de Valledupar pagó la prima de antigüedad a quienes debía, pero se quedó sin recursos para cancelar el mes de diciembre y es lo que hoy reclaman los educadores.

“Nosotros entregamos al Ministerio de Educación los documentos donde consta el acto administrativo por medio del cual se hiciera reconocimiento y le estamos dando todos los soportes legales que conduzcan a determinar el reconocimiento que tiene. De esta manera se espera que en el corto plazo nos den vía libre revirtiéndonos los recursos para cumplir con el pago del mes de diciembre”, indicó el funcionario.

ACCIONES PARA MEJORAR EL ENTORNO

En el municipio de Valledupar hay 2.950 docentes tanto en su zona rural y urbana, repartidos en las 36 instituciones educativas que se componen de 172 establecimientos. Para ellos la administración municipal asegura que ha emprendido unas acciones académicas, pues consideran que la formación del docente es fundamental.

“El año pasado iniciamos un convenio con la Universidad Popular del Cesar, en donde estamos capacitando en tres áreas fundamentales a los docentes: lenguaje, lógica matemática e inglés, que son las que hoy están evaluando a nuestros estudiantes y somos unos convencidos que en la medida en que podamos formar al docente ellos pueden transmitir esos conocimientos hacia los niños desde los primeros niveles académicos”, expresó el Secretario de Educación.

También afirmó que han dotado a las instituciones educativas con tableros digitales, pupitres y buscando dignificar al docente para que pueda hacer el proceso enseñanza-aprendizaje con los mejores elementos; además siguen buscando convenios con las universidades para que se sigan capacitando.

SIN AMENAZAS

En los últimos años, la Unidad Nacional de Protección ha clasificado la situación de 351 maestros en riesgo extraordinario por su labor; sin embargo esta cifra no abarca el total de las amenazas contra docentes en Colombia, donde Nariño ha sido el departamento con más profesores en riesgo extraordinario.

En esta situación Valledupar ha tenido muy pocas situaciones, “solo una muy particular a la que hemos dado toda la atención con la UNP que determina las condiciones de amenaza y si es necesario que el docente sea trasladado o no. Pero hemos vivido una situación de paz estamos tranquilos y hay una normalidad en eso”, precisó Luis Carlos Matute.

Sin embargo, los docentes se enfrentan muchas veces a la intolerancia de los mismos estudiantes y padres de familia. Por ello, hoy los educadores promueven nuevas alternativas que permitan mejorar la convivencia escolar.

En algunas ocasiones, los alumnos insultan, maltratan o amenazan a sus profesores, ya sea porque se les exige disciplina, estudiar más o porque no les pasan la materia. La mayor parte de las agresiones son verbales y en algunos casos preocupa la actitud de los padres de familia, quienes avalan la conducta inapropiada y violenta de los menores.

“En este momento uno como maestro siente que sí hay un choque, y a veces hasta un maltrato hacia nosotros. Pero como uno debe pensar siempre en función de educar, entonces tratamos de mostrar con ejemplo que la agresión no es la manera de llegar a tener una buena convivencia”, opinó el docente Óscar Martínez Campo.

EXIGENCIAS

Durante la conmemoración del Día del Maestro, la Federación Colombiana de Educadores (FECODE), se pronunció, exigiendo al Gobierno Nacional mejores condiciones de salud. “No más dilaciones, no más negocios, no más excusas, exigimos garantías para nuestras vidas”, así lo dijo la organización, que aseguró que los docentes tienen un reconocimiento doblemente especial, porque luchan por garantizar una educación de calidad cuando el Estado no asegura inversión de calidad para el sistema educativo.

“Este día es para seguir en la lucha, con fuerza, con dedicación, por un salario que no dependa del ‘visto bueno’ del Gobierno, del Icfes, del gobernador, del alcalde; por la dignificación de nuestra profesión”, expresaron.

Ante esto, el presidente de Aducesar, Manuel Villalba, dijo que a nivel departamental se tiene en común el incumplimiento de los acuerdos a nivel nacional, por lo que se desarrolló el paro de 48 horas ya que todos los maestros se sienten golpeados “por un incumplimiento sistemático que viene sosteniendo el Gobierno Nacional en lo referente a los acuerdos pactados en 2017. Vemos como de manera irresponsable se tiene un escalafón congelado para los docentes 1278; ha emitido normas en contravía a lo acordado como el decreto 2105, que modifica lo que se había solicitado pero son actos administrativos que se hicieron de manera unilateral sin consensuar con Fecode”, acotó.

De igual manera el tema de la salud del Magisterio que es algo que considera neurálgico y que se ha venido tratando. “El gobierno ha sido muy irresponsable y vienen incumpliendo de tal forma que no se ve un accionar contundente”, insistió Villalba.

Por otro lado asegura que hoy el Sistema General de Participaciones no cuenta con un proyecto de ley para que de la reforma como se había planteado. “Ese es uno de los compromisos fundamentales del acuerdo para que el Gobierno apropie más recursos para atender la población, la salud, el saneamiento básico y agua potable y así pueda responder a la implementación del prescolar de tres grados en cada uno de los establecimientos educativos que eso se perdió, hoy solo existe uno. Eso es un beneficio para la comunidad para que los padres de familia no tengan que llevar a sus hijos a un jardín privado sino a una institución de educación pública”, precisó el líder sindical.

Pero ante esto la ministra de Educación, Yaneth Giha, ha manifestado que se han venido cumpliendo los acuerdos. “De esos 24 puntos, nueve ya están cumplidos, otros nueve están muy cerca de estar cumplidos. Por ejemplo, el de las escuelas normales superiores, las bonificaciones que pactamos con Fecode y empieza a surtir efectos en diciembre”, expresó la funcionaria.

La Ministra asegura que hay otros seis acuerdos que requieren más trabajo, con los que se han tenido mesas permanentes para poder llegar a los acuerdos definitivos y reiteró que las puertas del diálogo están abiertas y que se están cumpliendo.

EL ‘DÍA E’

Hoy se desarrollará el Día de la Excelencia Educativa (‘Día E’). En la jornada, los colegios públicos y privados revisarán su desempeño en calidad educativa y definirán acciones para fortalecer sus procesos educativos. Esto se hace para que docentes, directivos, familias y estudiantes conozcan y reflexionen sobre los resultados obtenidos en el Índice Sintético de Calidad Educativa (ISCE). Así mismo, se busca que este proceso permita que se establezcan rutas y estrategias para mejorar la calidad educativa.

Para guiar esta jornada se definió el ISCE, que se conforma de cuatro componentes: progreso, desempeño, eficiencia y ambiente escolar, para que todos los colegios tengan un marco común de discusión.

El 25 de mayo llegará a los colegios el ‘Día E de la Familia’, para que los padres conozcan las estrategias pedagógicas del colegio, y puedan acompañar y reforzar desde el hogar los aprendizajes de los estudiantes.