Descubren avioneta de narcos en un camión

Al descubrir la madera acoplada en la carrocería del automotor, las autoridades militares se asombraron al encontrar en su interior la avioneta en referencia

Nuevamente el ingenio de los narcotraficantes para tratar de burlar los operativos de las autoridades fue puesto al descubierto en el norte del país, al confiscar una moderna avioneta monomotor completamente desarmada que era transportada y camuflada en la carrocería de un camión, forrada en madera.

La aeronave de color blanco con capacidad para transportar varios kilos de cocaína utilizando las costas del departamento de La Guajira, fue descubierto por tropas militares Héroes Multimisión, adscritas a la Décima Brigada Blindada del Ejército, tras interceptar el camión en el corregimiento de Taparajín, jurisdicción del municipio de Uribia, en La Alta Guajira.

Las tropas militares sospecharon que en el pesado vehículo transportaban algo, por cuanto el conductor del mismo al notar el acercamiento de los uniformados, salió corriendo dejándolo abandonado, perdiéndose en esa zona escarpada y de poca vegetación.

Voceros del cantón militar aseguraron que sus tropas se encontraban desplegadas en esta zona fronteriza, desarrollando operaciones de control del área, cuando observaron el automotor que tenía los logos de la Unidad Nacional para Gestión del Riesgo de Desastres, cuyos directivos de este organismo rechazaron el accionar de los delincuentes al utilizar el emblema, para actividades ilícitas.

Tras la inspección del vehículo sospechoso, las autoridades militares detectaron que la parte trasera de la carrocería era una caja de madera de grandes dimensiones, en cuyo interior estaba camuflada la aeronave perfectamente adecuada a la estructura del camión para su transporte por carreteras, la cual solo requería el ensamble de las alas para iniciar vuelo.

Las autoridades de La Guajira confirmaron que la avioneta no cuenta con matrícula, ni documentos, que acrediten su legal procedencia, pero sí estaba aprovisionada con combustible para ser tripulada y puesta al servicio de grupos delincuenciales, con el propósito de fortalecer sus finanzas y su accionar delictivo.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN