11 diciembre, 2016

“El derecho a la salud es el más vulnerado”: personero de Valledupar

En el marco de la conmemoración del Día de los Derechos Humanos, Alfonso Campo Martínez se refirió a este tema y a su aporte para la paz.

Alfonso Campo Martínez, personero de Valledupar. EL PILÓN / Archivo.

La Organización de las Naciones Unidas, ONU, indica que el término derechos humanos se menciona siete veces en la carta fundacional de la entidad, por lo que su promoción y protección son sus objetivos fundamentales y principios rectores. En 1948, la Declaración Universal de los Derechos Humanos los situó en el terreno del derecho internacional. Desde entonces, la Organización ha protegido diligentemente los derechos humanos mediante instrumentos legales y actividades en el terreno. Esa declaratoria fue el primer documento legal de protección de estos derechos.

Esta semana, el coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en Colombia, Martín Santiago Herrero, afirmó que el país vive un momento histórico con el acuerdo de paz con las Farc, al participar en la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos en Bogotá.

Existen violaciones de estos derechos en todas partes del mundo. Por ejemplo, entre los datos más destacados se encuentra que en 2015 se reportaron 19.181 casos de violencia sexual, de estos 16.116 fueron hacia niñas menores de 18 años y 3.065 hacia niños, según el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Mientras que en Valledupar, la Personería Municipal revela que el derecho a la salud es el más vulnerado, en todas las edades y habitantes de la ciudad. El personero Alfonso Campo Martínez aseguró que “la batalla” ha sido dura contra todas las EPS.

Derechos humanos, ¿qué puede decir sobre la conmemoración de su día?

Con el Día Internacional de los Derechos Humanos queremos enviarle un mensaje claro, desde todas las instituciones a la ciudadanía, a Valledupar, a nuestro departamento y un mensaje al país, de que debemos seguir garantizando los derechos de los ciudadanos, que han venido siendo afectados por el problema de salud; cuando encontramos a unas EPS que los atropellan o la población carcelaria, o las personas que se acercan a las empresas de servicios públicos y que no los atienden, que vemos claramente que no existe una dignidad del ciudadano mismo y se está violando ese derecho, o la población víctima que ha sido afectada en la historia por los distintos grupos al margen de la ley que buscan un solo propósito, que no exista una verdad o la justicia, la Personería tiene un compromiso de atenderlos y recepcionar esa declaración para conocer de primera mano esa historia, que es íntima, pero buscamos que a esa persona no se le siga revictimizando, sino que se le brinden todas las garantías de derecho.

Personero, ¿cuáles son los derechos más vulnerados?

Desde nuestro punto de vista la salud es un problema grave en el país y Valledupar. Hoy no es justo que ciudadanos que tienen derecho a que se les brinde una atención inmediata y permanente, tenga que recurrir a acciones jurídicas para poder comprometer a la EPS con el cumplimiento de la protección de un derecho, eso no está bien, creo que el derecho a la salud es el más vulnerado desde el punto de vista nuestro.

Acaba de suceder un hecho lamentable en Bogotá, me refiero al asesinato de la niña Yuliana Samboní. ¿Cómo está el tema de violación de derechos con los niños en Valledupar?

Hay dificultades en todas partes, en salud las hay, en el maltrato de violencia intrafamiliar de los padres que no son sensatos, que no ayudan a construir familias, que afectan los valores de sociedad también se ha percibido, pero lo que hay que vender y lo venimos haciendo son campañas preventivas de protección, diciéndole a los padres que a sus hijos hay que cuidarlos, protegerlos y esa es una razón por la que a nuestros niños no se les pueden violar esos derechos como lo que sucedió en Bogotá.

Hablando del tema carcelario, ¿cómo sigue la situación en Valledupar?

Es un problema estructural y una realidad, eso no se ha solucionado y encontramos una población carcelaria muy afectada con unos problemas de hacinamiento, con unos problemas de salubridad y seguridad, ahí hemos trabajado y solicitado al Gobierno Nacional que se pronuncie y brinde todas las garantías porque es un problema que no se puede tapar con las manos.

¿Cuál es su mensaje para la ciudadanía frente a este tema?

La gente hay que cuidarla y protegerla, insisto en el tema de la salud porque cuando se viola ese derecho existe un problema seguido que es la muerte, producto de la negligencia e ineficiencia en las EPS.

Hemos firmado unos compromisos, Gobernación del Cesar y Alcaldía de Valledupar han brindado las garantías posibles, se han hecho campañas para que esas violaciones no sean permanente. Lo importante es que esté toda la institucionalidad y la ciudadanía, así como el componente social comprometido con esto, porque esto también se logra con educación.

El año pasado, además, se reportaron 10.432 casos de violencia intrafamiliar contra niñas, niños y adolescentes. De estos casos 5.614 fueron hacia niñas y 4.818 hacia niños, mostrándose nuevamente la mayor incidencia a las niñas, según el mismo Instituto de Medicina Legal.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) señala que en Colombia violan cada día a 21 niñas de entre 10 y 14 años y 22 más son víctimas de otras graves formas de violencia, 11 mueren cada mes por ese tipo de ataques. Diariamente hay 18 partos de niñas de 10 a 14 años y en 2015 la incidencia de VIH en niñas de esas edades se duplicó en relación con 2010.

Por Carlos Mario Jiménez
Carlos.jimenez@elpilon.com.co