¿Cómo sobrellevar la época de desempleo?

La rutina del empleo da estructura, propósito y significado, por eso que la pérdida del trabajo es una de las cosas más estresantes que puede pasar un individuo.

Tener empleo no es simplemente obtener una posición que permite sanear el factor económico en la vida de las personas. Una posición laboral también forma parte de la realización de las personas, la consecución de sus metas y la estabilidad que quieren lograr en sus vidas.

Sin embargo, al momento de perder dicha oportunidad y, por tanto, encontrarse desempleado es probable que el individuo llegue a sentirse frustrado, decaído emocionalmente, estresado o incluso caiga en la depresión.

“Como psicólogos sabemos que hay una estrecha relación entre los pensamientos y cómo estos afectan nuestras emociones y posteriormente nuestra conducta. Muchas veces por la desesperación en una situación de desempleo no vemos otras posibles salidas porque esa desesperación controla la conducta, también pensar en cosas como ‘soy incapaz porque no consigo trabajo’ ‘no puedo con esto’, etc., tampoco ayudan y cosas así ciegan a la persona”, manifestó Cristian Concha Mendoza, psicólogo de la Universidad del Magdalena, y docente ocasional en la Universidad Popular del Cesar.

Por tanto, es sumamente importante darle un manejo adecuado al momento que se está atravesando. Para esto, Concha explicó que lo mejor que se puede hacer es tratar de combatir dichas ideas por pensamientos alternativos que nos sean más adaptativos, también que la persona aprenda a identificar que lo que está pensando no está bien, que igualmente conseguir trabajo es importante pero hay más formas de tener ingresos o de aprovechar el tiempo libre producto del desempleo como a través de las capacitaciones en diversos cursos y diplomados que se ofrecen gratis y que son especialmente útiles para que la persona se encuentre mucho más preparada a la hora de aplicar a alguna vacante.

Con relación a la rutina hacia la cual se puede orientar una persona que esté pasando por este momento y tenga en cierto modo una angustia, el profesional expresó que “en una angustia o desesperación la persona tiende a hiperventilarse, acelera el ritmo cardíaco, sudoración, inquietud y eso obviamente hace que la persona se sienta más en descontrol”. Para lo cual es recomendable, según el experto, que la persona pueda aprender a identificar esos síntomas y controlarlos mediante la respiración que es una de las tantas técnicas de relajación que maneja la psicología, inhalar profundamente y exhalar, colocar las manos en la barriga para que se sienta cómo trabaja el cuerpo, cerrar los ojos y entender que es un estado pasajero, ya que no se encontrara en desempleo por siempre.

En este sentido se hace sumamente relevante que el individuo aprenda a tener cuidado de sí mismo porque el estrés del desempleo puede afectar la salud. Entonces es preciso tomar un tiempo para la diversión, el descanso y la relajación, que permiten revitalizar ánimo y las fuerzas, algo que a su vez hace que la búsqueda de trabajo sea más eficaz si la persona se encuentra mejor mental, emocional y físicamente. El ejercicio puede ser también una gran ayuda para controlar el estrés y la preocupación que genera buscar empleo. Además dormir bien influye en el estado de ánimo.

Daniela Rincones Julio/ EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co