Cesar sigue crítico

El diario EL PILÓN ha publicado a lo largo del año 2017, múltiples informes periodísticos que dan cuenta sobre las obras inconclusas, retrasadas o con irregularidades contractuales o técnicas. El sinónimo es lo de menos, lo que importa es que son obras que siguen sin terminarse, sin cumplir su objeto, que es beneficiar a la comunidad.

El Departamento Nacional de Planeación, DNP, publicó un informe en el que detalla que en todo el país se registra un aumento de proyectos críticos financiados con recursos del Sistema General de Regalías (SGR). Son en total 382 proyectos, por valor de $ 3,3 billones. El informe del estado de los proyectos se realizó con corte a 30 de junio del presente año y tomó como base 3.196 proyectos visitados por la entidad nacional entre 2014-2017, en los cuales hay invertidos $ 20 billones.

De ese universo nacional, el Caribe tiene el mayor porcentaje de proyectos visitados, el 28 %, por valor de $ 1,4 billones, que están en estado crítico, seguido de la región Pacífico, con el 25 %, $0,6 billones. Y de la región Caribe, el Cesar es el tercer departamento con más proyectos en estado crítico. Tiene 13 proyectos críticos por $ 282.156 millones, de los 145 visitados. El DNP hace la salvedad que la Gobernación del Cesar es la entidad ejecutora con más recursos de regalías invertidos en siete proyectos críticos por $ 271.486, le siguen El Paso con un proyecto por $ 5.961 millones y Codazzi con otro por $ 2.978 millones.

El DNP tiene la autoridad para señalar, conoce detalles de las obras y no justifica que los recursos se ejecutan tan irregularmente. Hoy recordamos desde este espacio editorial los proyectos críticos del Cesar y esperamos en pronto se culminen por el bien de los cesarenses:

En manos de la Gobernación del Cesar se encuentran en estado crítico la consolidación de las capacidades de Ciencia y Tecnología del sector agropecuario, con una inversión de $ 64.542 millones de regalías; la ampliación, adecuación y remodelación del estadio de futbol ‘Armando Maestre Pavajeau’, por $ 60.692 millones; construcción y dotación del campus de la Universidad Nacional en el municipio de La Paz, por $ 41.163 millones; desarrollo de obras complementarias para la construcción y dotación al campus Universidad Nacional, por $ 13.984 millones; construcción DE obra nueva del hospital San Roque en el municipio de El Copey, por $ 9.377 millones; construcción nuevo hospital Inmaculada Concepción del municipio de Chimichagua, por $ 9.283 millones, y construcción del hospital José David Padilla Villafañe del municipio de Aguachica, por $ 59.718 millones.

El Paso también tiene un contrato en estado crítico, la construcción del centro de salud de La Loma, por valor de $ 5.961 millones; Codazzi, con la remodelación y construcción del centro cultural polivalente, por $2.978 millones; Pailitas con la construcción de viviendas de interés social, por $522 millones, y $434 millones para el sistema productivo agroindustriales; San Alberto con la construcción de box coulverts en el caño Villa Fanny, por $525 millones, y San Martín, que invirtió $248 millones en el suministro de material tecnológico para tres instituciones educativas.

Aquí están los más de $280 mil millones, en proyectos que se han demorado más de lo acordado y que no han tenido, hasta ahora, un final feliz.

Replicamos el llamado del director del Departamento Nacional de Planeación, Luis Fernando Mejía, que instó a los alcaldes, gobernadores y representantes legales de otras entidades ejecutoras de proyectos con recursos de regalías a implementar acciones de mejora frente a retrasos injustificados, deficiencias e insuficiencias técnicas o falta de funcionalidad o sostenibilidad.