Cayó red de microtraficantes

La parte externa de la Unidad de Reacción Inmediata de Valledupar estuvo muy concurrida por los familiares y amigos de las 14 personas capturadas por la venta de sustancias alucinógenas en esta capital.

Catorce personas quienes al parecer se dedicaban al expendio de sustancias alucinógenas en pequeñas cantidades fueron capturadas durante una serie de allanamientos de manera simultánea en diversos sectores populares de Valledupar, cuya operación contó con el apoyo del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía.

Los allanamientos se llevaron a cabo en los barrios La Nevada, Bello Horizonte, sectores de la margen derecha del río Guatapurí, entre otros, en donde las autoridades decomisaron gran cantidad de sustancias psicoactivas, entre ellas marihuana, cocaína, bazuco y base de coca.

Los capturados, entre ellos varias mujeres y reincidentes por el expendio de estas sustancias fueron trasladados a los calabozos de la Unidad de Reacción Inmediata de esta capital y hoy lunes serán presentados ante las autoridades judiciales para que les legalicen las capturas, le imputen cargos por porte, fabricación y porte de estupefaciente y los envíen a centros de reclusión.

Los familiares de los presuntos distribuidores de alcaloide al menudeo, algunos con abogados se agolparon en la mañana de ayer en las instalaciones de la URI ubicada a un costado del Cuerpo de Bomberos de Valledupar, en busca de información sobre el procedimiento policial y conocer sobre su situación jurídica.

El comandante operativo de la Policía Cesar, teniente coronel Luis Dájiver Pérez Rodríguez, anunció a los periodistas que para hoy en horas de la mañana ofrecerá una rueda de prensa en la que darán a conocer mayores detalles sobre los allanamientos e identidades de los presuntos microtraficantes, capturados mediante allanamientos a catorce viviendas en diferentes barrios de la ciudad.

En la mañana de hoy lunes se realizará la audiencia concentrada de legalización de capturas, imputación de cargos por parte de la Fiscalía y medida de aseguramiento en una de las salas del palacio de Justicia de Valledupar.

Por Abdel Martínez Pérez