“Cambié una AK-47 por libros y cuadernos”

William Yesith Lasso, ingeniero de sistemas, comunicador social y estudiante de derecho que tuvo un pasado en el Bloque Norte de las Autodefensas.

Lejos del entorno de la guerra, la misma que un día dibujó con tinta de sangre y letras de terror, William Yesith Lasso aún recuerda el momento cuando empuñó un arma porque alguien le metió en la cabeza que con ella podía sacar adelante a su familia.

Hoy su vida cambió por completo. Atrás quedaron las operaciones paramilitares, los camuflados y cambuches clandestinos en medio de los campos de las sabanas cordobesas, donde la guerra, a punta de balas, fue el pan de cada día. El hombre de 49 años tiene muchas historias que contar, de aquellas que sembraron el terror, pero también testimonios de superación que hoy lo tienen como un ejemplo entre miles de reinsertados que, literalmente, cambiaron las balas calibre 5.56 por un portaminas punto siete.

Hoy William Yesith Lasso es un académico, un profesional, un colega de las comunicaciones, “es el resultado de una oportunidad” como él mismo lo asegura. “Me inicié en 1986 en las llamadas Convivir de Sucre, en las que me desempeñé como conductor, todo fue motivado por la falta de oportunidades y problemas económicos, cuando estas desaparecieron pasé a integrar las Autodefensas Unidas de Colombia en el rol de patrullero, trabajé por los departamentos de Sucre y Córdoba, en 2005 llegué al Bloque Norte para operar en El Difícil (Magdalena) y La Mesa (Valledupar)”, recordó ahora como una de las 451 personas que culminó el proceso de Reinserción con la Agencia para la Reincorporación y Normalización en los departamentos de Cesar y La Guajira. Además, recibió el acto administrativo que acredita su proceso de reinserción a la sociedad.

“Me arrepiento mucho de haber estado en una vida clandestina, donde las Autodefensas ocuparon las zonas abandonadas por el Estado, llegamos a la civilidad y nos encontramos con un proceso que ha sido difícil para el Gobierno. Nosotros nos preparamos psicosocialmente para llegar a la sociedad, pero esta no está preparada para recibirnos, lo que ha creado un verdadero choque en el que tenemos que demostrar que hemos cambiado y nos hemos arrepentido, emprendiendo un recorrido por la academia, hemos cambiado una AK-45 por un portaminas. Hoy mis armas son libros y lapiceros, mis batallas no son a punta de balas, ahora lo mío es la academia”.

Su superación

Hoy su hoja de vida es envidiable. Una vez se desmovilizó, se ‘atrincheró’ en los libros, en las aulas de clase y en el instinto propio de llegar a una sociedad empapado con letras de superación y con una etiqueta curricular que enriqueció en poco tiempo. “Soy reintegrado de la Agencia Colombiana para la Reintegración, ingeniero de sistemas, comunicador social, estudiante de cuarto semestre de la Universidad Popular del Cesar, además tengo el título de máster en Automatización y Control de la Universidad del Zulia”, reveló.

Tiene su propia visión del actual proceso de paz que adelanta el Gobierno con la guerrilla de las Farc. “Soy un convencido de que las condiciones pueden mejorar, como todo proceso hay altibajos, pero en el camino se aprende. Invito a todos los disidentes de las Farc, ELN, o Autodefensas a que aporten en este proceso; creo en la reconstrucción del tejido social, creo en la reconciliación, creo en la paz”, aseguró.

Además contó que antes de emprender la vida clandestina e ilegal, fue ayudante de albañilería, un todero que se le medía a cualquier maraña en su natal Montería o en lugares cercanos como Planeta Rica, Sincelejo o Corozal. Insiste en que fue el resultado de una oportunidad.

“Hoy gradúo a muchas de esas personas que un día también empuñaron un arma, es una satisfacción enorme porque también son seres humanos que también pudieron equivocarse y entendieron que había que empezar de nuevo y el camino fue la academia. Para mí lo más importante en todo este proceso fue recuperar mi identidad, porque cuando uno es paramilitar, pierde su real identidad”, reconoció William Yesith Lasso, mientras se disponía participar de la ceremonia de graduación, realizada el pasado viernes en las instalaciones de la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez.

Aún recuerda las noches de reflexión en medio del monte. El hombre que soportó la lluvia, el frío o el calor, nostalgias y tristezas no esconde un testimonio inédito que intenta cicatrizar, pero por ahora sus armas son los libros, los lapiceros y sus capacidades de transmitir conocimientos a través de la academia.

“Hoy es un día tan especial como aquel en el que decidimos desmovilizarnos. Es el día en que terminamos un ciclo, y le podemos decir a la sociedad que estamos listos, que hemos cumplido con un proceso de reintegración. Yo soy el resultado de una oportunidad”: William Lasso.

Con este nuevo grupo, ya son 965 las personas que han cumplido con todos los requisitos de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), en los departamentos del Cesar y La Guajira.

 

Por Nibaldo Bustamante/EL PILÓN

 

 

 


  • Cesar

    Ombe viejo william tu lo que eres es tronco de embustero, o es que no te acuerdas cuando andabas detras de una hembrita de iglesia evangelica y asistias solo por ella y no por conviccion en Dios, deja de ser tramador y que desmovilizado de las auc tu lo que eres es un timador y el que no te conoce se come ese cuento. Estas gordo porque tienes la tetica en la upc asi quien no.

  • Cesar

    Conste que lo anterior lo dije porque conozco a william y no por envidia como quizás puedan creer, el man no es ningún desmovilizado de las auc, todo es parafernaria para continuar recibiendo beneficios, tu y yo bien lo sabemos viejo william porque no dices cuantos años llevas trabajando en la upc con ese tramoyo, sigues estudiando porque el semestre no te cuesta nada eres un pesetero, por lo cual no digo bien por ti.

  • Leonardo Favio Cardenas Croez

    oiga señor cesar si sele puede decir deje la vaina con el proceso usted parace que tiene un cariño aprte con los excombatiente

  • Leonardo Favio Cardenas Croez

    revise la historia de superación de el compañero William el hombre no es ningún embustero dice la verdad y el que en este país este libre de pecado que tire la primera piedra, personas como usted quieren que en este país sigamos en guerra, el compañero William si fue todo lo que dice y la vida personal de todo colombiano es intima quien ers tu para juzgar, creo que eres enemigo de la paz

  • Cesar

    leonardo aplaudo los acuerdos logrados en el proceso de paz dado que despues de decadas culminan los asesinatos, secuestros atentados y extorsiones por parte de las farc, pero lo que no concibo es que el señor william yesid oñate lasso venga a decir ahora un monton de mentiras, él las dice y yo las refuto, en realidad lo conozco desde hace mucho tiempo y el no es ningun desmovilizado, solo era escolta de la dueña del estanco mao de la ceiba y alli llegaban miembros de la auc que compartian con él y por ello la gente lo catalogaba de paramilitar, preguntale si es mentira o no. No acepto que la gente a costa de mentira vengan a pregonar quese han superado, y te recuerdo no tengo nada en contra del proceso de paz logrado ni es cuestion de envidia solo que al embustero se le juega con la contra.

Judicial

Cuatro personas sindicadas de pertenecer a una banda delincuencial fueron capturadas por las autoridades en el corregimiento de San Roque, jurisdicción del municipio de Curumaní, Cesar.

Un hombre que presuntamente se disponía a ejecutar un atraco a mano armada en el barrio Villa Yaneth, noroccidente de Valledupar, fue baleado, al parecer, por un funcionario del CTI de la Fiscalía.

Con apoyo del Ejército la Policía anoche realizó barrido por diferentes sectores de la ciudad y al cierre de esta edición habían recapturado a 10 fugitivos.

Ver más
General

Penas de prisión y altas multas para quienes violen topes de campañas electorales y utilicen recursos de fuentes prohibidas

Si sigues estos consejos al momento de hacer tu hoja de vida tendrás mayores posibilidades de que te llamen a tu nuevo empleo.

EL PILÓN presenta el top cinco de las obras que en el Cesar tienen invertidos más de $100 mil millones y aún no han sido terminadas ni entregadas para el beneficio de la comunidad. La Contraloría General de la República le tiene la lupa puesta.

Ver más
Deportes

En el combate por el título, el deportista sub-21, que compite en la categoría menos 73 kilogramos, derrotó a su compatriota, el antioqueño Juan Pablo Álvarez.

El medallista olímpico Óscar Muñoz se destacó en la competencia al conseguir una de las preseas doradas en la Novena Copa Internacional de Taekwondo.

La selección Cesar conquistó 11 medallas: Cuatro de oro, dos de plata y cinco de bronce.

Ver más