Árbitras vallenatas, al tablero

Se trata de Marcela Suárez Soracá, Issi Mendoza Maestre y Viviana Quintero, tres árbitras del Colegio del Cesar que reciben la oportunidad por la parte de la Federación Colombiana de Fútbol y la Comisión Nacional de Árbitras para afinar sus conocimientos y tener la posibilidad de dirigir en la Liga Femenina de Fútbol.

Suárez Soracá hace parte del grupo elite, mientras que Quintero y Mendoza están en el listado de los silbatos talentos que hacen carrera para llegar a la máxima categoría del arbitraje femenino en Colombia.

Marcela Patricia Soracá lleva más de un años afiliada al Colegio de Árbitros del Cesar y hace más de cinco años imparte justicia en las diferentes canchas de Valledupar.

Sus primeros pasos en el futbol los dio como jugadora en los equipos Loperena y Futuras Estrellas, en donde se destacó y fue convocada a varias selecciones Cesar, incluso a varios microciclos con la selección Colombia.

Tuvo un paso fugaz por México y ahora tiene la convicción de ser la ‘mujer de negro’ en las canchas nacionales.