Anthony Bourdain y su aventura gastronómica por Colombia

Este viernes el reconocido chef estadounidense y conductor de Parts Unknown, Antony Bourdain fue hallado muerto en un hotel de Francia.

Parts Unknown era un programa que combinaba la gastronomía con el turismo, particularidad que llevó a Bourdain a visitar muchos lugares del mundo, entre ellos está Colombia.

Recorrió Bogotá, Cartagena y Medellín en el año 2008, quedando fascinado con la sazón tradicional de cada una de estas ciudades. Probó el Calentado, langosta, los huevos de tortuga, arepa de huevo, el ceviche, mondongo y sancocho.

No solo deleito su paladar, sino también compartió la experiencia de pescar, visitar a las comunas, bailar y tener contacto con las personas de cada localidad: “No hay buena comida si no hay gente orgullosa. Es fácil ir a un país y que la gente rica te diga qué tan buena es su comida. Pero ir a barrios rudos y encontrar que te dicen lo mismo, que aman su país, su ciudad y su barrio, eso es bonito“, dijo el neoyorkino.

Con 15 años trabajando en la televisión, Bourdain manifestaba lo feliz que era haciendo lo que más amaba: comer, viajar y cocinar. De hecho, comenzaba su programa con la siguiente frase: “Escribo, viajo, como y estoy hambriento del mundo”.

Sin duda, era un hombre integral que influenció culturalmente. Demostraba receptividad, inteligencia, carisma y el gusto de lo “exótico”. Cuando se refería a la gastronomía colombiana, hablaba  de esa increíble mezcla afrocaribe, indígena y española en la cocina, la diversidad de las regiones y la variedad de ingredientes. Realmente, era lo que le seducía a este gran hombre.