Andrés Parra: ¿Cómo bajar de peso sin dejar de comer?

El reconocido actor colombiano Andrés Parra lleva años batallando con el peso, con la compulsión día y noche, jamás quedaba satisfecho.

El reconocido actor colombiano Andrés Parra lleva años batallando con el peso, con la compulsión día y noche, jamás quedaba satisfecho. El actor se sinceró y habló sobre la adicción a la comida.

En medios nacionales como Noticias Caracol, se le hizo una entrevista donde se hizo hincapié en la cantidad de papeles protagónicos que lo lanzaron al estrellato y  lo han llevado al reconocimiento producto de su trabajo. No obstante, el actor también libró una batalla silenciosa contra el sobrepeso durante muchos años. “Es horrible ser adicto a la comida”, dice en entrevista con María Elvira Arango en Los informantes:

“Parece que todo girara en torno a la comida. El resto de la gente puede comer tranquila, normal, pero uno de verdad solo piensa en comer”, dice.

De hecho, asegura que fue en Estados Unidos donde se convirtió en un adicto a la comida, pues descubrió las salsas y el jamón y otras comidas llenas de calorías. De ahí, su rutina y horarios de comida  han sido una faena: su desayuno a las 10:00 a.m y era  un par buñuelos de Chapinero, el almuerzo, por lo general, era arroz, carne y papa, pero siempre repetía arroz y le agregaba mayonesa, salsa de tomate, salsa inglesa y ají. A las 3:00 p.m, se tomaba un plato de sopa y lo que le hubiera sobrado del almuerzo. Luego, a las 5:00 p. m. se iba a comer pizza. También cuenta: “Yo me acostaba a eso de las 11:00 p. m. y sagradamente a las 2 o 2:30 de la madrugada me levantaba, iba a la cocina y me servía un plato lleno de mucho arroz con carne y papa, o lo que hubiera por ahí que sobrara de la comida y mientras se calentaba en el microondas me comía dos sanduches con un jugo de naranja”.

Lo interesante de esto, es que Parra, recuerda con humor algunos de sus excesos en su alimentación,  reconoce que el sobrepeso fue causado por una adicción a la comida. Pero hoy, agradece al ciclismo por ser el deporte que le ayudó a perder peso y conseguir una apariencia más saludable.

El actor, comentó que el sobrepeso lo agobió en el pasado y contó qué la “dieta deportiva” es lo que le hizo perder más de 40 kilos. Trotar, nadar y montar bicicleta (de hecho el ciclismo es un deporte que a juro tiene que comer para mantenerse y entrenar). Y por supuesto tener voluntad para cumplirla.

Casi ocho años con su nutricionista, sin pasar por cirugía, logró tener su peso ideal, que es entre los 72 y 73 kilos, cuando antes estaba en 120 kilos. Solo al final, fue operado para quitarse el sobrante de piel, que fueron  3 kilos de piel.  Andrés no recomienda operarse del estómago, a menos que sea una caso excepcional.

Si quiere disfrutar de la entrevista completa: