¿Y ahora qué viene para los koguis?

Después de la tormenta viene la calma. Así dice el adagio popular, pero en el caso de los indígenas kogui que perdieron a más de una decena de miembros por culpa de una enfermedad respiratoria, no será así.

Aunque el Instituto Nacional de Salud –INS- confirmó que la muerte de adultos y niños registrada en el asentamiento Sinkaka de la etnia kogui fueron causados por influenza asociada a desnutrición.

La opinión pública conoció que una comisión integrada por médicos de la Secretaría de Salud del Cesar y del INS, junto con representantes de las organizaciones indígenas y la EPS Dusakawi, se trasladaron hasta la zona donde se estaban muriendo los indígenas. Encontraron que aparte de padecer una enfermedad respiratoria, también había desnutrición, incluso se percataron que la seguridad alimentaria de estas comunidades que habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta es incierta, ni siquiera se observan cultivos de pancoger o cría de animales.

¿Qué están comiendo los indígenas en esos asentamientos que quedan distante 12 o 15 horas de los cascos urbanos como Valledupar, San Juan del Cesar o Santa Marta? ¿Cada cuánto llega un médico a la zona? ¿Qué tipo de ayudas les llevan para aliviar sus males y sus necesidades?

Ahora que ya se sabe que la muerte de estos doce indígenas fue a causa de la influenza, una enfermedad infecciosa, aguda y contagiosa, causada por un virus que ataca a las vías respiratorias y produce fiebre, dolor de cabeza y una sensación de malestar general, debe orientarse la atención de las autoridades de salud en la desnutrición que padecen los miembros de la etnia kogui y revisar lo que pasa también en la wiwa, que queda en el mismo territorio.

Es preocupante que solo la muerte de los indígenas haya hecho reaccionar a las autoridades y a las entidades prestadoras de salud, en este caso Dusakawi y Gonawindua Ette Ennaka, que bien pueden hacer salud preventiva entre esas comunidades.

En la Sierra Nevada, en sus tres jurisdicciones (Cesar, La Guajira y Magdalena) pasa algo con sus etnias indígenas, ya es el momento de prestarle más atención a su salud, que no suceda otra tragedia como esta para tomar cartas en el asunto.

 

Proxima noticia
Anterior noticia
Judicial

Un tóxico que no ha sido identificado por las autoridades habría utilizado el tendero Samir José García Rosado, residente en el corregimiento de Valencia de Jesús, jurisdicción de Valledupar, para suicidarse.

Dos accidentes de tránsito, protagonizados por conductores que se dieron a la huida, ocurrieron en hechos aislados en el departamento del Cesar, dejando igual número de víctimas fatales.

Por oponerse a un atraco resultó muerto Johnny María Núñez Alvis, de 51 años, quien laboraba como vigilante comunitario en el barrio Bellavista, noroccidente de Valledupar.

Ver más
General

Aquí podrás aclarar algunas dudas que los consumidores tienen con respecto al impuesto nacional de las bolsas plásticas, vigente desde el pasado primero de julio.

El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, solicitó al Superintendente de Servicios Públicos intervenir para que Electricaribe, hoy bajo control de esa entidad, entregue a la Contraloría información que se le está solicitando y sobre la cual no ha suministrado una respuesta satisfactoria.

En noviembre de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 18 de julio como el Día Mundial de Nelson Mandela, en homenaje a los aportes realizados por el expresidente de Sudáfrica a la cultura de la paz y la libertad.

Ver más
Deportes

Hoy termina la primera ronda del cuadro principal del Torneo Internacional de Tenis, que se disputa en la capital del Cesar.

El atacante Juan Camilo Becerra fue cedido a préstamo por un año al Real Valladolid de España, equipo que en el 2015 descendió a la segunda división del balompié ibérico.

El equipo local espera acabar con la ‘mala racha’ frente a Barranquilla F.C, juego válido por la tercera fecha del Torneo Águila II.

Ver más