Acueducto regional sigue estancado

acueducto regional
Desde julio de 2015 fue anunciada la puesta en marcha del acueducto regional, pero solo hasta el próximo mes de junio comenzaría a funcionar.

Falta por los menos tres meses para que comience a funcionar al ciento por ciento el acueducto regional que beneficiará a los corregimientos del sur de Valledupar y a uno en el municipio de El Paso.

El secretario de Infraestructura del Departamento, Federico Martínez, dijo que se realizarán los ajustes necesarios a la obra para que en junio Emdupar empiece a prestar el servicio de agua potable con todos los estándares de calidad.

Desde julio de 2015 se ha venido anunciando el funcionamiento del proyecto en el que la Gobernación del Cesar invirtió más de 10.000 millones de pesos, para beneficiar a más de 1.100 familias, las cuales siguen paciendo de una permanente sequía.

Emdupar, operador del proyecto, tiene como objetivo garantizar la continuidad del servicio de agua potable en los corregimientos de Caracolí, Los Venados, Guaymaral, El Perro (en Valledupar) y El Vallito (del municipio de El Paso).

En esas poblaciones la comunidad exige celeridad en los ajustes que requiere la obra que se surte del río Garupal. Angelina Benavidez es ama de casa, del corregimiento de El Perro, tiene siete hijos y tres nietos, todos conviven con ella y manifiesta que para tener agua en su casa debe ir con baldes hasta el río Guaymaral.

“Ya estamos acostumbrados de tener que ir todos los días al río para traer agua, aunque corremos el riesgo de contraer enfermedades porque el agua no es potable, pero no tenemos de donde más obtenerla, en ocasiones llegan los bomberos desde Valledupar y si no debemos comprar las canecas de agua por tres mil pesos y con esta situación económica a veces debemos tomar agua del río. No es lo mismo tener el agua bajando por las llaves de la casa”, dijo la mujer que se gana la vida labrando la tierra para sembrar yuca y posteriormente venderla en el mercado público de Valledupar.

La comunidad denuncia que está expuesta a contraer enfermedades transmitidas por el agua contaminada por desechos humanos, animales o químicos. En los corregimientos mencionados es muy común la diarrea y la fiebre tifoidea, esta última es una infección intestinal producida por un microbio que se caracteriza por la ulceración de los intestinos y por causar fiebres altas y prolongadas, de la que padecen los niños y ancianos por tomar agua no potable.

El corregimiento de Los Venados, uno de los más afectados, paradójicamente tiene dos acueductos, el nuevo que construyó la Gobernación del Cesar, pero no ha sido puesto en funcionamiento, y el antiguo que ya no cumple con las condiciones técnicas para prestar un óptimo servicio.

Ante la falta de agua potable, los más de 700 pobladores de Los Venados aunaron esfuerzos y restablecieron el antiguo acueducto para obtener el preciado líquido a cuenta gotas.

“A nosotros ahora nos está llegando un poquito de agua porque nos tomamos la tarea de recoger en casa por casa y fuimos hacia la bocatoma del acueducto viejo que estaba funcionando bien.

En octubre el fenómeno Matthew provocó una avalancha muy grande que derrumbó árboles y eso arraso con el muro de contención que tenía la bocatoma y desde entonces empezamos a sufrir porque a los tubos no llegaba el agua suficiente sino que pasaba de largo y todo el mes de diciembre nos la pasamos colocando sacos y piedras pero eso no atajaba el agua. Ahora en febrero quedamos sin agua y nuevamente colocamos bolsas y con eso tenemos un poco de agua en las casas” manifestó Ramón Rueda, vicepresidente Junta de Acción Comunal de Los Venados, población ubicada a 40 minutos por carretera del casco urbano de Valledupar.

Algunas familias se surten de agua de los pozos artesanales que hay alrededor del pueblo y dentro de las casas, pero esta no es una solución concreta. “Otra cosa es que de Valledupar mandan unos carrotanques, pero a ciertos barrios no llegan, sino que siempre es en la misma parte donde reparten y hay inconformismo en el pueblo por eso”, indicó Ramón Rueda.

“Nosotros hace poco tuvimos una reunión con el comandante de la estación de Policía y el médico del puesto de salud, quien me comentó que debido a la divina providencia, no llegan personas con diarrea y enfermas con esa agua que se consume en esta población, parece que nos volvimos inmunes”, agregó el líder comunal.

El funcionamiento

El secretario de Infraestructura del Cesar, Federico Martínez, dijo a EL PILÓN que actualmente la obra se encuentra en un 97% de ejecución. “Tenemos todas las infraestructuras instaladas, tenemos lo micromedidores en el sitio y actualmente lo que está pendiente del proyecto es terminar de conectar los micromedidores, que no se han conectado porque ellos no se pueden trabajar con agua cruda porque se taponan y se pierde la calibración, y colocar en marcha el sistema, es prácticamente lo que nos hace falta”, aclaró el funcionario.

De igual forma anunció que en este mes comenzará a llegar agua, no del ciento por ciento potable, en las casas de los cinco corregimientos antes mencionados, para verificar el funcionamiento del sistema, servicio que no se cobrará hasta que Emdupar asuma la administración del acueducto. El agua que produzca el acueducto regional será subsidiada por la Gobernación del Cesar y la Alcaldía de Valledupar, pero para garantizar el servicio se realizará un convenio de fortalecimiento institucional con Emdupar.

“Esto es una puesta en marcha que va dentro del contrato de obra y es iniciar el sistema, una vez este iniciado, calibrado y funcionando, enseguida se le entrega a Emdupar y con ellos se va hacer un convenio entre Gobernación, municipio de El Paso, Alcaldía de Valledupar, donde el Gobernador va aportar unos recursos para hacer un fortalecimiento institucional en Emdupar y que el sistema termine de operar en el resto de nueve meses para obtener la continuidad de un año y pasado el año, Emdupar seguirá su operación normal”, dijo Federico Martínez.

Desde julio de 2015 fue anunciada la puesta en marcha del acueducto regional, pero solo hasta el próximo mes de junio comenzaría a funcionar.

Por su parte, el gerente de la empresa de servicios públicos de Valledupar, Armando Cuelo Daza, manifestó que tienen toda la disposición de administrar el acueducto pero aclaro que esto depende de la Gobernación del Cesar y de la contratista AGM Desarrollo S.A.S y Vera.

“El balón está es en manos de los dueños de la obra, el día que vino la ministra (Esla Noguera, Ministra de Vivienda), delante del señor gobernador y el secretario de obras, les dije que estamos esperando que culminen la obra para entrar a operar. No se había terminado y además de eso con la temporada invernal, el río que va abastecer ese acueducto tomó otro cauce, había que derrumbar y hacer unos trabajos y eso debe hacerlo la contratista o la Gobernación, nosotros como Emdupar operamos acueductos, no construimos”, precisó el gerente de Emdupar.

Este proyecto que tiene una red de conducción de 33 kilómetros, garantizando 20 litros de agua por segundo, fue adjudicado en septiembre de 2013 a la organización que representaba legalmente Gabriel Elías Hilsaca Acosta.

“Estimamos que en marzo ya tengamos iniciando la puesta en marcha, en 20 días debe haber agua continua, en mayo seguiremos con apuesta en marcha y el primero de junio son los planes de que ya Emdupar lo coja de ahí en adelante”: Federico Martínez, secretario de Infraestructura Departamental”

Mohamed Osman Díaz
Mohamed.osman@elpilon.com.co

 

Judicial

Hay conmoción en Valledupar por el asesinato del arquitecto Jaime Soto Guerra, de 54 años, reconocido empresario de la construcción en la ciudad

Un cazador murió al caerle una gigantesca roca que se desprendió cuando trataba de sacar un ñeque (agutí centroamericano, animal de monte muy apetecido por su carne) de una cueva, en predios de la finca La Esperanza, ubicada en la vereda La Caldera, corregimiento de Ayacucho, jurisdicción del municipio de la Gloria, sur del Cesar.

Una pista de aterrizaje clandestina utilizada por narcotraficantes para enviar cargamentos de cocaína a la Costa y luego transportarlos en lanchas rápidas por el mar Caribe, fue descubierta por funcionarios de Dijín de la Policía y la DEA (Administración para el Control de Drogas).

Ver más
General

La tecnología hoy es aplicada para ayudar a preservar el río Guatapurí, a través de una aplicación móvil y plataforma web denominada Reforest, herramienta que se puede utilizar para la optimización y el seguimiento de la reforestación dentro de esta cuenca.

El organismo de control realizó una inspección al lugar la cual arrojó “un balance de mucha preocupación”, según advirtió Omar Contreras Socarrás.

Ante las fuertes críticas que surgieron por la discusión que ocurrió en una sastrería de Valledupar, en la que un extrabajador del fallecido cantante junto a su esposa, sostienen una pelea con Dayana Jaimes

Ver más
Deportes

Aquel escenario que un día fue guarida de drogadictos y delincuentes pasó a ser espacios de recreación y deporte. La cancha ‘Guzmán Quintero Torres’ del barrio Los Fundadores se convirtió en una alternativa en el rescate de algunos jóvenes consumidores de alucinógenos

Ayer cerró con broche de oro al ser la más veloz en la prueba de los 100 metros. El lunes se había colgado la medalla de plata en los 500 metros.

La patinadora vallenata fue la más rápida gracias a los 26 segundos con 25 centésimas que empleó en los 300 metros contrarreloj individual.

Ver más