Acotaciones de los ‘Mitos y realidades del agua’

En el foro ‘Mitos y realidades del agua’ organizando por El Pilón, la líder indígena Leonor Zalabata con diáfanas palabras expuso la visión espiritual que tiene su comunidad de proteger y defender la Sierra Nevada como territorio ancestral sagrado y macizo hídrico, donde nacen numerosos ríos.

Explicó con amena elocuencia, que la institucionalidad vive de espalda a la Sierra Nevada. No existe, una visión de política integral de respeto por la naturaleza.  No se puede hablar de agua, como si existiera por si sola. Hay que respetar el equilibrio de la naturaleza. Los glaciares se protegen desde abajo, cuando se respetan los bosques, el cauce de los ríos y se disminuyen los factores que contaminan el aire y las nubes.

Reafirmó que los indígenas son pueblos milenarios que saben de dónde vienen y para dónde van, porque el pueblo que no se prepara no sabe para donde va. La misión no se puede abandonar, ellos son guardianes de las Leyes de la Madre. Están unidos para defender la Sierra Nevada, los glaciares, páramos, lagunas y los ríos, porque así defienden vida del planeta, la vida humana, de la flora y la fauna.

El experto Jorge Luis Ceballos, en su ponencia afirmó que en los estudios adelantados por el IDEAM demuestran que el área glaciar en Colombia se ha reducido en 54 % en los últimos 30 años, y es posible que en 50 años no haya glaciares en el país. La causa de esta destrucción acelerada es el calentamiento global, originado por el efecto invernadero. Sin embargo, la fuente principal de nuestros ríos no proviene de los glaciares, en el caso del Guatapurí menos del 1 %; el 8 % de los páramos y el resto de las temporadas de lluvia. Algunos al escuchar que menos del 1 % es el aporte de agua de los glaciares de la Sierra Nevada al Guatapurí, susurraron: “entonces es un mito que si se derriten los glaciares de seca nuestro río”.

En un reciente estudio publicado en la revista Science: “Los glaciares de todo el planeta han disminuido desde mediados del siglo XIX, y se debe a una mezcla entre la variabilidad climática natural entre el pasado y el presente y los factores antropogénicos (como cambios en el uso de la tierra y emisiones de gases de efecto invernadero. Las altas temperaturas globales, también afectan a los páramos, y reducen su capacidad de atrapar los excedentes de agua en la temporada de lluvias y liberarla en la estación seca”.

El alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, expresó su apoyo a la comunidad indígena por su misión ambiental, y se comprometió a ser vocero de la defensa de la Nevada libre de explotación minera y a revisar, con las autoridades correspondientes, las concesiones de agua. Según un informe del profesor Carlos Quintero, el Guatapurí es el único río que pasa por una ciudad capital de Colombia y no está contaminado; pero las autoridades y la comunidad no debemos bajar la guardia en la protección de conservar la pureza fría y cristalina del agua. Y, además, mi sugerencia personal: que esté libre de contaminación acústica; la mejor música que se debe escuchar en sus orillas es la sinfonía su corriente, y que sea un verdadero oasis familiar donde los niños puedan disfrutar del río sin ver a los mayores consumiendo bebidas alcohólicas ni fumando cigarrillos.

NOTA PERSONAL. Perdí la cartera, pueden tomar el dinero, y por favor devolver mis documentos. Dejarlos en cualquier CAI o llamar al 3015734205.